¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

Manifestaciones de la masonería en la música

 


La masonería es un mundo de símbolos y su implicación en la música se relaciona por que la música también es iniciática comienza por una construcción de signos sumados con los sonidos del silencio que representa cada toque, cada nota musical, cada ritmo, cada belleza en su frecuencia.


Resultaba emocionante ver a Mozart en el umbral de la muerte, olvidándose de sí y de su angustia física, cantando la fraternidad unida en el trabajo, y la presencia de la luz en el ímpetu y en el calor de la esperanza. Tres semanas más tarde, fallecía.


Una relación de músicos o músicas inspiradas por los ideales masónicos sería inacabable, pero quizás los más representativos sean: J. Haydn, I. S. Bach, L. W. Beethoven y F. Liszt.

Y es que es precisamente es con nuestros hermanos que la masonería comienza a influir en las manifestaciones culturales y musicales desde las raíces de grandes maestros. El mundo musical es un mundo de notas, símbolos y sonidos que la masonería también advierte como importantes, pues son utilizados en el camino del perfeccionamiento humano para conducir al hombre a la inspiración técnica de todas sus creaciones.











El mambo de la muerte
Pablo Arteaga
Mexico

Solo hasta este siglo la masonería mundial acepto los tambores, las flautas y las guitarras entre otros instrumentos en los rituales masónicos, aportando a la cultura masónica un nuevo componente: aprender a escuchar el silencio por medio de la vibración de la música.

La música es una forma de expresión, de manifestación, de cultura que compromete todo un conjunto de circunstancias que después se convierten en géneros musicales y nuevos prospectos comerciales. La raíz musical de la masonería viene de grandes maestros, no solo masones sino también maestros musicales con dones extraordinariamente desarrollados en sus formas de hacer música, así que las influencias masónicas en ciertas costumbres nos llegan hasta el argot popular, conservando el respeto por su raíz y manteniendo los componentes culturales de manifestación dentro de los limites masónicos.

Escuchar música en realidad es algo más que un entretenimiento agradable. Es conectar con tu energía y escuchar entre las notas en silencio. La música es un arte, como la pintura, como la escultura. Como también es un arte transformarse en masón, construir su camino pulir su piedra y entender y comprender con nivel de consciencia la simbología del universo y sus mensajes.


Es así como aprendemos a comunicarnos con nosotros mismos, con la música, con el silencio, con palabrear una canción que te gusta, con sentirla y cantarla con gusto, estamos conectando nuestro ser con toda esa simbología que contiene e incorporándola a nosotros mismos; es por eso que como masones debemos reconocer el tipo de vibración con la que sincronizamos en ciertos géneros musicales o en ciertas canciones, para proteger nuestra energía.


Muchas manifestaciones musicales dentro de diversas culturas constituyen la influencia que desde siglos se ha representado desde la masonería hacia otras costumbres que absorben consciente o inconscientemente información simbólica de la filosofía masónica.


3 cosas acompañan la música:

Silencio

Sonido

Melodía


3 cosas acompañan a un masón:

Fuerza

Belleza

Sabiduría



Es mi palabra.

KG

Apr.·.Mas.·.

COMICs