¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

Un Ideal Llamado Fraternidad















Un Ideal Llamado Fraternidad

“Me pareció que la vida me hacía una advertencia y me enseñaba para siempre una lección: la lección del honor escondido, de la fraternidad que no conocemos, de la belleza que florece en la oscuridad.”

Pablo Neruda


“La vida en la aldea se caracterizaba por ser muy tranquila, cada día se componía de actividades rutinarias, en compañía de las personas habituales, no era frecuente que se presentaran situaciones que implicaran novedades, algo que todos consideraban bueno, las relaciones estaban marcadas por la cordialidad, sin llegar a la intimidad, cada miembro de la comunidad se encargaba de establecer los límites de sus viviendas para evitar el ingreso de invasores, a pesar de no existir amenazas constantes contra la seguridad, el temor a verse invadido y privado de sus pertenencias los llevó a ocultarse en madrigueras. Las viviendas que antaño habían ostentado una belleza y colorido singulares, fueron reemplazadas por lúgubres e intrincados túneles que conducían a oscuras madrigueras atestadas de mobiliario con olor a aislamiento y soledad”.

 










Viva la Vida
Frida Kahlo
Museo Frida Kahlo Coyoacán


Durante el desarrollo de la presente Ten:., nuestra reflexión gira en torno a nuestros tres PPrin:. fundacionales. La Lib:. e Ig:., abordados por nuestras QQa:. AAp:., son principios que por separado pueden adquirir un cariz utópico, pero que al combinarse se tornan por demás contradictorios, ¿qué sucede cuando en el uso de mis LLib:. mis acciones terminan por afectar a las personas que se encuentran a mi alrededor?, ¿mi libertad prima sobre la de mi prójimo?, de ahí que a fin de garantizar la condición Igualitaria, es preciso hacer un uso mesurado de las Lib:., presentandose así una nueva paradoja para el desarrollo de la soiedad, de los TTrab:. Mmas:. y la construcción de nuestros TTem:. colectivos.

Vivimos tiepos convulsionados en los que el desarrollo tecnológico nos lleva a estar hiperconectados, fenómeno que ha traído consigo una serie de transformaciones con respecto a la forma en que nos relacionamos con los “otros”, el uso de este término es intencional, dado que una de las grandes paradojas de nuestros tiempos es que a pesar de la gran cantidad de medios que nos conectan a través de la virtualidad, cada vez las relaciones con el mundo se caracterizan por su superficialidad y falta de compromiso, en este contexto, nuestra sociedad no dista mucho de la plasmada en el relato que da inicio al presenta Tr:. Arq:., hecho que incluso ha permeado las estructuras sociales de la Mas:., en las que el concepto de Her:. ha llegado a adquirir, en algunas ocasiones, una condición similar a la de ese desconocido, que puede incluso ser una amenaza para la seguridad personal, un “otro”.


La concepción del “otro” como fuente de amenaza no es algo nuevo, el desarrollo evolutivo de las sociedades humanas se ha sustentato en la construcción de comunidades que resultaron ser eficaces a la hora de asegurar la tranquilidad y estabilidad de los miembros de dicho grupo, manteniendo a raya a los “otros”. Las estructuras sociales humanas se caracterizan por su complejidad, dado que la creación de lazos afectivos parte de la confianza existente entre quienes componen un grupo comunitario, entendido este como una asociación de personas que trabajan en pro del bienestar colectivo, sustentados en entidades intersubjetivas de diversa índole. Teniendo en cuenta lo anterior, podríamos inferir que las LLog:. MMas:. se conformarn a partir del concepto de comunidad, sustentándose en entidades intersubjetivas que se representan en Prin:., Sim:. y Mit:.Fun:. con sus respectivos Mart:., que han permitido que un número indeterminado de personas se hayan sumado como eslabones de una Cad:. Inic:. que desde sus albores ha buscado el autoperfeccionamiento a partir del trabajo y la reflexión colectiva.


A pesar de lo anterior, la sociedad actual ha adquirido modelos de comportamiento e interacción que se alejan del concepto de comunidad, hemos entrado en un estado de desconfianza tal, que preferimos sentirnos aislados, refugiándonos cada vez más en el concepto de “minoría”, el cual fue concebido bajo lógicas excluyentes, que en muchos casos limitan la capacidad de interacción, creción colectiva y concertación, fomentando el levantamiento de muros y cercas que nos convierten en individuos aislados, con enfoque hacia la idea del derecho individual, pero desconocedores del concepto de deber, panorama que pone al conglomerado social en un estado de disgregación que ha permitido a los poderosos imponer un sentimiento constante de incertidumbre, exclusión y temor como herramienta efectiva de control a través de la imposición de realidades imaginadas que denominaré “enemigos comunes” los cuales representan características ideológicamente reprochables, a las que se adjudica responsabilidad directa por todos los males que aquejan la sociedad.











El baile en el Moulin Rouge
Henri de Toulouse-Lautrec
Philadelphia Museum of Art, USA

Con el objetivo de aterrizar los conceptos anteriores a un escenario que se relacione con el contexto actual, el tercer principio de Frat:. debe conjugarse con la Lib:. e Ig:., formando una triada e la que confluyan de manera armónica los conceptos de derecho y deber, para así garantizar que nuestras acciones y decisiones sean ecuánimes, entendiendo que la vida debe ser reflejo del momento en que formamos la Cad:. De Un:., dode para recibir es necesario dar y para dar es necesario recibir, cerrando así, un ciclo perfecto que debe alimentarse constantemente en la relación desinteresada pero equilibrada con los HH:., ésta debe trascender a los escenarios Prof:., a través del actuar de cada Mas:..


Como ven, el ejercicio constante de la Frat:. es vital para la contribución al mejoramiento de las complejas estructuras sociales a las que debemos hacer frente, si asumimos el reto, es posible que logremos suprimir de manera paulatina las barreras que nos separan y empecemos a forjar una sociedad en la que la diferencia se convierta en piedra angular, donde cada uno de nosotros pueda expresar su forma diversa de ser y pensar, sin ser sometido a juicios morales crueles y excluyentes. Sólo encendiendo luces de cooperación y amor Frat:. podremos sentirnos parte integral de una comunidad diversa en la que sea viable suprimir la oscuridad esparcida por el odio que nos convierte en minoría.

Es mi palaba.


CAAH

M:.M:.


COMICs