¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

Lealtad y Amistad el valor masonico perdido.



 

 

 

Por Juan O. Orrego-Sevilla

Los seres humanos acaso son perfectos, claro que NO. La particularidad de nuestra especie está en saber, buscar y querer rectificar para lograr un cambio permanente en ese devenir muchas veces incierto.
Hay algo que no se debe olvidar como primer elemento de desarrollo de nuestra especie indistinto a su género y es el sentido de las palabras lealtad y amistad.
Es aquí donde quiero hacer una reflexión humana de cómo actúan algunos individuos a su entorno personal y grupal. Conozco y sé muchos que gritan al unisono su lealtad, te llenan de regalos y de palabras de amistad pero esconde el interés personal, pero en su alma habita la ambición y envidia, porque quieren y buscan el conocimiento de otras personas para usarlos en su beneficio.
Hay seres humanos que usan el verbo para hablar de las bondades de otros hombres, cuando están frente a frente. Pero hay de que uno les das la espalda, de sus labios solo saldra el veneno mortal de la infamia.
Muchos de estos tipos gritan virtudes que no poseen y tratan de que el entorno crea que son los otros los malos y dibujan su pobre alma y su miseria humana en quiénes deseaban ser sus maestros.
Ellos son las verdaderas serpientes que no suman, ni menos multiplican para el desarrollo de su devenir ni el del clan. Ellos nacieron con el sello del caos. Solo así pueden ser luz en la oscuridad que ellos mismo crean y alimentan para ser algo en infinito.
La injuria es su alimento, desprecian la lealtad y niegan el valor real de la amistad. Para ellos, estas dos palabras lealtad y amistad no tienen sentido sino estás con ellos en sus ideas aunque mil veces erradas y a sabiendas que solo son aprendices en esta dimensión física.
En la masonería existen muchos casos de estos hechos humanos y aunque somos una fraternidad iniciática no escapamos a estas actitud humana porque "caras vemos, pero corazones no sabemos".
Son los eslabones que socaban las columnas del desarrollo de nuestra Augusta institución.
Pero como sabemos quiénes son, o como somos tan y tan... para abrirles las puertas y aceptarlos como hermanos. Quién sabe la respuesta está ese concepto de evolución en el trabajo humano en el plano espiritual, porque todo cambia o puede cambiar, pero también es cierto se falla, por eso somos una institución terrenal. Si los mismo antiguos dioses fallaron al crear nuestra especie.
Es cierto también que hay lealtades y lealtades y no se puede ser leal a la estupidez humana, pero tambien es cierto que hay formar de evitar el error y una es la sinceridad y decir las cosas frente a frente y no a espaldas porque solo el COBARDE actúa y vive en esa forma y actitud.
La masonería está hecha para seres humanos que sepan el sentido de cambio y que al esculpir su piedra bruta formen en cada cincelada un sentido vital de la palabra amistad y lealtad solo así podrán mirar cómo hermano a su prójimo y destarraran la traición y la deslealtad individual o grupal y verán lo hermoso de que los hermanos trabaje y vivan en armonía.
Es tiempo de hacer cambio institucionales para desterrar está anarquía que permitido a los lobos vestir de ovejas y que ha dañado la imagen no solo de nuestra institución sino de honorables hermanos.

COMICs