¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

LA IMPORTANCIA DEL SILENCIO EN LA ORATORIA

Resultado de imagen para SILENCIO


LA IMPORTANCIA DEL SILENCIO EN LA ORATORIA





 

Hablar y hablar mucho parece ser la norma que impera en la oratoria de nuestros días, pero ¿qué pasa cuando el silencio acaece? Pues que la mirada ocupa un lugar importante, que el cuerpo cobra protagonismo, que la actitud se vuelve carta de presentación, que nuestras neuronas espejo, las que buscan información del otro, trabajan continuamente e indagan en los silencios del otro para entender la realidad que nos rodea.

Es importante el habla, claro que sí, nos construye y da sentido de comunidad. Cada lengua tiene su sentido cuando se dirige a su propia colectividad, está impregnada de su concepción del mundo; si el pueblo es generoso la lengua así se construirá; si son amables, hospitalarios y con profundidad de pensamiento también se reflejará en su estructura sintáctica.

Pero de lo que queremos hablar aquí es del silencio, de los espacios en que se detiene la interpretación de la realidad para dar paso a la escucha activa de la nada. Es algo muy sutil. Se detiene el torrente verbal durante breves segundos, tan cortos, que no da tiempo a pensar que se hizo el silencio. Y esos espacios se rellenan con miradas, tensión dramática, algún gesto casi imperceptible. Es el momento de escuchar la música interna del orador, el contenido subliminal de su mensaje y hacerlo de una forma inconsciente. Cuando percibimos estos momentos en un discurso (siempre nos damos cuenta cuando han pasado) comprendemos la naturaleza del fenómeno y nos sentimos embargados con una cierta dicha por lo vivido, aunque estemos lejos del contenido ideológico (aquí hablamos de la técnica, no de los contenidos).

Trabajemos pues los silencios como forma de relacionarnos con los demás en nuestros discursos, haremos que la vida a nuestro alrededor tenga una luz especial, la luz del silencio que construye.

COMICs