¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

Mitos y verdades de la masonería en Argentina














Mariano Hamilton acaba de publicar “Masones en Argentina”, donde indaga en el origen de la institución en el país, su influencia en la historia y por qué se la relacionó con algo oscuro.

Todos creemos que sabemos un montón sobre la masonería. Y al mismo tiempo nadie conoce demasiado”, asegura el escritor y periodista Mariano Hamilton, quien en su libro “Masones argentinos. El poder en las sombras” desentraña la historia de la institución, sus manejos, cómo se organiza y por qué sus miembros son catalogados como personajes “oscuros”.

De la masonería no hay registros escritos, su historia se construye a través de la oralidad. Hace unos años Hamilton comenzó a investigar sobre la masonería argentina y entrevistó a algunos miembros, visitó su sede y hurgó en el pasado de los grandes héroes nacionales que pertenecieron a la comunidad de masones.


“Sus principios son tan nobles como los que sueña cualquier humanista: ‘Libertad, igualdad y fraternidad’. Su estatuto reza: ‘La masonería es una institución esencialmente filantrópica, filosófica y progresista’. Sus principios son: la existencia de Dios, la inmortalidad del alma y la solidaridad humana. Su base: la libertad civil y de conciencia. Su objeto: la investigación de la verdad, el estudio de la moral universal, de las ciencias y de las artes; el ejercicio de la caridad y la práctica de todas las virtudes”, describe Hamilton en su libro.

En sus páginas el periodista narra el origen de la masonería, los requisitos para pertenecer, y sus miembros ilustres de la historia nacional, como José de San Martín, Manuel Belgrano, Nicolás Avellaneda y José Roque Pérez.

Hamilton fue creador y subdirector del diario Olé, director de la revista El Gráfico, secretario de redacción del diario Perfil y editor del sitio web de ESPN, además de desempeñarse como columnista en programas de televisión.

P- ¿Cuándo escuchaste por primera vez la palabra masón?

Mariano Hamilton- Seguro fue cuando era niño, y siempre me intrigó esa cosa medio secreta: me imaginaba que se reunían en lugares oscuros, que usaban túnicas y máscaras. Pero mi primer acercamiento real fue cuando me hice amigo de un masón, y desde ahí él me empezó a contar con más detalles de qué venía el asunto.

P- ¿Cómo fue el camino hasta la publicación de este libro?

M. H.- Hará una década empecé a leer más sobre masonería y a darle forma en mi cabeza a la idea de hacer un libro, pero hace dos años pude entrevistar a diferentes masones que me dieron un acercamiento más certero sobre sus actividades, ideas, búsquedas. Lo que me interesó fue profundizar sobre los cambios que se generaron desde la masonería en las políticas públicas argentinas.

P- ¿Por qué crees que teniendo principios tan nobles la masonería es tildada como una “organización oscura”?

M. H.- Gran parte de la mala prensa que tiene la masonería es responsabilidad de la Iglesia, ya que desde su origen mismo le declaró una guerra sin cuartel. La Iglesia llegó al punto de difundir bulas papales condenando a todo aquel que fuera masón. También la masonería tuvo momentos en los que fue muy criticada porque algunas organizaciones mafiosas tomaron el formato de la masonería, y la utilizaron para hacer estafas, ilícitos, cometer asesinatos. El ejemplo más claro es la Logia P Due, que durante décadas fue asociada a la masonería, cuando en realidad nunca tuvo nada que ver.

P- ¿Y qué otras razones tenía para no dejarla prosperar?

M. H.- A la Iglesia le molestaba porque representaban todo lo contrario de lo que la Iglesia Católica proponía. Mientras desde la masonería se trabajaba hacia la búsqueda del conocimiento o se peleaba por la independencia de las colonias, la Iglesia cerraba sus bibliotecas bajo llave y se trataba de acomodar con los poderosos de turno para no perder sus privilegios. Podemos decir también que la masonería buscaba ir hacia una sociedad más libre, mientras que la Iglesia se refugiaba en su costado más conservador.

P- Grandes héroes de la patria fueron masones, sin embargo no lo sabemos. ¿Por qué?

M. H.- La razón por la que importantes hombres de la Patria no fueran reconocidos como masones tuvo que ver con que la historia argentina, allá a principios del siglo pasado, fue escrita por historiadores liberales y católicos. Y siempre se trató de bañar a estas personas en bronce, como si no hubieran sido humanos, con aciertos y errores. Y la elección de los que nos contaron aquella historia fue decir que la masonería era una organización siniestra, por lo que no había forma de vincular a los próceres con ese tipo de prácticas.

P- ¿Qué incidencia tuvo la Logia Lautaro en nuestra historia y por qué se disolvió?

M. H.- La Logia Lautaro fue una logia operativa, que ponía todo su esfuerzo en la lucha por la Independencia de España. Fue muy renombrada porque la mayoría de sus miembros estaban en los primeros gobiernos de la Patria. Fue fundada en 1812 cuando muchos patriotas regresaron al Virreinato para sumarse a la Revolución que ya estaba en marcha: San Martín, Alvear, Zapiola, Monteagudo, Puyerredón, Rodríguez Peña. Se disolvió en 1820, básicamente por las diferencias que había entre San Martín y Alvear, quienes con el tiempo se convirtieron en enemigos íntimos.

P- ¿La masonería local difiere mucho con la del resto del mundo?

M. H.- No, tiene la misma organización y los mismos ritos. Se podría decir que allá por el siglo XIX había más logias operativas que especulativas, pero no hay grandes diferencias. Las logias operativas ya te conté hacia dónde apuntaban. En cambio las especulativas estaban más ocupadas en generar debates de ideas que no se alienaran tanto con la coyuntura.

P- ¿Recordás los sentimientos que te generó ingresar por primera vez a la sede?

M. H.- Sí. Es inevitable no dejarse impregnar por el clima. El solo hecho de imaginar que tantísimos grandes hombres recorrieron esos pasillos o se sentaron en esos bancos genera un aura de misterio imposible de evitar.

P- ¿Tuviste la fantasía de convertirte en masón?

M. H.- No. Al menos por ahora. Me encantó indagar en ese mundo y conocerlo. Pero como en tantísimas otras cosas, alguna veces es mejor no acercarse demasiado.

Fuente: Revista Río Negro. 7 de abril 2018

https://www.rionegro.com.ar/cultura-show/mitos-y-verdades-de-la-masoneria-en-argentina-CD4757488




COMICs