¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

Nuevo Gran Maestro en la Gran Logia Simbólica Española (GLSE): Xavier Molina



15235385_10211796980542507_3324428879621065993_o[7912]


En las antípodas de lo acaecido estos días en otra estructura masónica de cierta envergadura y con peso en el Estado Español, cuyo espectáculo en «abierto» a la hora de llevar adelante la elección de su Gran Maestro,  está la Gran Logia Simbólica Española (GLSE) la segunda potencia masónica española, de carácter mixto, y por tanto, dentro de la concepción de la llamada  masonería liberal que en España, deriva del quehacer que tuvo históricamente la masonería en España, y que bien representaría el Gran Oriente Español (GOE); como tal Obediencia la llamada coloquialmente la Simbólica, forma parte del Espacio Masónico de España (EMdE).


Esta organización  GLSE, como digo, ha estado desde el mes de noviembre del 2017, inmersa en el proceso de elección de su nueva cabeza rectora, de cara al período 2018-2021, una vez que la aragonesa Nieves Bayo haya concluido su mandato en junio de 2018.


Un proceso largo, aunque tranquilo al menos en clave externa, en el que han participado otros dos candidatos, que por unas u otras razones, tal vez falta de un apoyo decidido se han ido apeando de la apuesta a candidato a ser Gran Maestro, lo cual ha ido sucediendo a lo largo del mes de noviembre.


Cuando más enzarzada estaba la masonería regular española, con su apuesta en abierto para ver quien ocupaba ala Silla de Salomón,  la Gran Logia Simbólica Española, con toda la calma y discreción necesaria, ha elegido a su mandatario como Gran Maestro Presidente de la GLSE, para el ciclo 2018- 2021, y lo hizo el día 28 de febrero, y tal honor ha recaído en la persona del Hermano Xavier MOLINA, que ha sido elegido por un 70% de los votos emitidos (todo el pueblo masónico dela GLSE vota) , lo cual no esta mal para una estratificación tan orgánica y territorial  tan singular como la que predomina en el seno de la GLSE.


¿Quién es este Hermano?

 

Es un oriundo de la Girona, donde vio la luz del sol o de la lámpara del paritorio en 1972, o sea que es joven 45 años; académicamente formado en el mundo de la farmacia, en cuyo sector desarrolla su labor profesional bajo el formato de Cooperativa de Trabajo Asociado.


Masónicamente no es uno de los Hermanos de antaño y hogaño, sino que pertenece a las jóvenes generaciones, esta otra luz, la masónica la vio en el año 2010 en una de las logias más señeras de la Obediencia Descartes nº 35, hija  de la logia Minerva, en la cual los Hermanos Salvador Portá y Enric Benages y Pedro Ugalde, y también el Hermano hoy en el Oriente Eterno Horacio Batista, los cuales quisieron  fundar un taller para trabajar  en el  Rito Francés, desde una perspectiva , el viejo ritual de los primeros tiempos, tal vez una derivación de  los rituales racionalistas de Amiable, y con esta nueva fundación Descartes perseguían trabajar con un sentido algo más simbólico, pues eran ajenos a las evoluciones del Groussier y las posteriores del los rituales de Referencia  del  del GOdF.


La logia Descartes nº 35, levantada en 1998, en la cual Xavier Molina es también exaltado al grado de Maestro Masón en el 2013, y en dicha logia se ha fogueado en varios cargos incluido el de Venerable Maestro, que ejerce en la actualidad, además de ejercer  de presidente del Ateneo Minerva,. Es un hermano bien conectado con el Supremo Consejo del grado 33, del que hasta  hace bien poco estaba liderado  por Joan Francesc Pont.


Su presentación como candidato a Gran Maestro, se ha apoyado en varios pilares, y uno en el cual se hace énfasis es su exposición es en la Comunicación, externa e interna, en una estructura masónica joven, de apenas unos 40 años de existencia, con estructuras territoriales cerradas y con referentes de mucho peso interno, lo cual en una Obediencia «estancada en algo más de 700 miembros» pues necesita abrir brecha  y sentir la llegada de nuevos aires, y no se trata de ser creativos, sino de gestionar bien, en suma de ser operativos y eficaces.


Los retos de eficacia, de la comunicación y formación interna son deseos comunes a todas las estructuras masónicas que se precien, pero los años pasan y las carencias se repiten década tras década, sin que haya una autocrítica interna acerca del permanente incumplimiento del contrato que cada Gran Maestro tiene con los miembros que administra.


 y no lo digo por decir en las elecciones del 2012, ya la Revista Delta de la GLSE, se hablaba de Generar noticias, de generar transparencia, de la proyección de la imagen publica, de la defensa publica del Ideario masónico, tal y como expresaba el hiperactivo Fernando Izaguirre, como GM adjunto y Coordinador de Prensa de la GLSE.


La propia Nieves Bayo presentaba eu programa con parecidos puntales: relaciones Exteriores, con proyección a través del EMdE, CLIPSAS y la UMM, in sobre todo incidiendo en Francmasonería y Sociedad, etc


No es que la exposición de Xavier Molina al puesto de GM de la «Simbólica» haya sido el sumun, a modo de una provechosa carta a los Reyes Magos, sino que ha hecho hincapié en el tema de la eficacia, con peticiones y propuestas muy básicas, algunas ensayadas en algunos territorios de la propia Obediencia, pero que han fracasado al salir de los pequeños núcleos en los cuales se han generado, como el tema de una revista masónica, que  es un tema renqueante en la Simbólica.


Aún recuerdo la que editamos hace ya un tiempo en Asturias, «Cuadernos Masónicos» en tiempos de Otaola, como Gran Maestro, cuyo Director fue Juan Carlos Daza,  la cual tuvo una vida corta, aunque intensa., digo la revista , pues el peso de algunos referentes pronto pusieron palos en las ruedas acerca de como un pequeño grupo editaba dicha revista, sin el nihil obsta orgánico.


La idea de proyectar hacia otros territorios, propuestas como dotarse de sedes oficiales dignas, bajo formulas como las ensayadas, por ejemplo en Barcelona, pero dimensionadas a las capacidades de los territorios es una oferta interesante y más ahora  que en general se les percibe a los simbólicos como estancados en cuanto al  crecimiento de Hermanos, pues parece que hubiera como un numero clausus, pero para todos, ¿Cuantos años lleva la GLE, por ejemplo queriendo sobrepasar los 3000 miembros...?


Pues a pesar de las cifras que se alardean a nivel  de diversas estructuras masónicas  a modo de «salvas» electorales,  digamos que son cifras que se mueven en torno a las que se dieron en 1928 en el seno del Gran Oriente Español (GOE), y eso que  se dice que hay crecimientos importantes, lo que se calla es sobre el feo asunto de los abandonos, que en España es un tema acuciante. Mi última logia en España, tenia un balance de este tipo 130 miembros habian pasado por su bancada, en la cual había en efectivo  unos 25 miembros.


En eso hace hincapié Xavier Molina, mejorar, pero no dice cómo ni sis e hace una reflexión profunda sobre este cáncer interno que se da en todo el abanico masónico, "regular o liberal o medio pensionista.


Xavier Molina plantea una proyección exterior y presencia nítida, creíble y sobre todo constante, esa fue la receta que se empleó por ejemplo en el emplazamiento y desarrollo del Gran Oriente de Francia en España, pero eso se dice pronto, pero ello conlleva tener claro el proyecto, tener recursos, querer estar en la calle y en los medios externos, y como dice el otro poner la «jeta» , fácil de decir pero difícil de lograr,  y que ello se alargue en el tiempo, eso lo hicimos en tiempos de la traída del GOdF a España, y dio sus resultados, hoy algunas logias han descuidado ese tema y vuelven a  las catacumbas.


Estos son los retos por los que ha sido elegido Xavier Molina, para presidir como Gran Maestro la Gran Logia Simbólica Española, el cual será proclamado el 7 de abril e instalado el 9 de junio del 2018 en Vitoria.


Como dice el castizo,  viendo como les ha ido a otros GM, no queda otra que desearle aquello de «que le vaya bonito»


Victor Guerra. MM.:.

COMICs