¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

LOS RITUALES Y SU OBJETIVO


La existencia de un grado superior al que no puedan llegar los masones de categoría inferior hasta haber dado pruebas de capacidad y de abnegación, es necesaria en extremo; pero, además, es preciso que este último santuario de la sabiduría se abra exclusivamente para los masones elegidos.
Sería menester que, después de los tres grados simbólicos, de los filosóficos, capitulares...administrativos... supremos... se estableciera otro que fuera el "último", en el que se diera por terminada la instrucción.... y ahí podrías creer que llegaste a la iluminacion? que absurdo, vano y ridículo.NO ES CUESTIÓN DE COLLARINES, VISTOS MANDILES o los mas estrafalarios signos, saludos y palabras....
Los altos grados se han ido creando sucesivamente con objeto de que los masones pudieran poseer un tras-santuario en que reunirse y oírse; pero se iniciaban con tal facilidad y ligereza que había más cizaña que buen grano;
Por lo cual era preciso crear nuevos grados incesantemente para encontrar un refugio contra la irrupción. Ilustres hermanos que leéis, si sois jefes de Logias, de capítulos o de consejos, no admitáis a los candidatos que no os hayan dado pruebas satisfactorias de su talento y de las virtudes que se exigen a los buenos masones. Si queréis que subsista la igualdad masónica, no busquéis más que a los individuos que han nacido para pensar.
El francmasón es un hombre libre, igualmente amigo del pobre que del rico, si éstos son virtuosos.
Sea cual fuere la condición del hombre lo reconoce siempre como hermano, y esta es una razón para no iniciar a hombres de todos los estados y condiciones en los altos grados.
“Quienes conocen bien la esencia de los reglamentos de la Orden son los únicos que pueden apreciar el mérito de los candidatos para alcanzar los altos grados.
El que es digno de participar en la administración de una Logia, también es capaz de juzgar los méritos de los candidatos; y, por la misma razón, el que sabe apreciar el mérito de un aspirante, es digno de tomar parte en la administración de una Logia.”
Haciendo una buena elección es como conservamos esta bondad y esta indulgencia masónicas, patrimonio glorioso de los hombres inteligentes.
Es menester que animemos a los poseedores de la verdadera ciencia masónica, para que la den a conocer a los nuevos iniciados.
Esparzamos las semillas que han de producir buenos frutos más pronto o más tarde; recordemos los métodos que empleaban los antiguos para formar a sus adeptos, y escuchemos y sigamos sus preceptos, de los cuales los de este grado no son más que una pálida imitación.
Veamos cuales eran las obligaciones o reglas directrices de las instituciones
Eran, al parecer, consecuencia natural del dodecálogo que servía de base a la moral de aquellos remotos tiempos. Moisés creyó que debía dar a su dodecálogo un origen divino.
Los doce mandamientos de los filósofos anteriores a él proceden, también, de un origen "sagrado!", porque es la misma sabiduría quien los ha dictado...y la mente del hombre...mejorado.
Francisco País

COMICs