¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

EL SENTIDO DE MI VIDA, A TRAVÉS DEL SÍMBOLO









arrojado a la vida tiene la responsabilidad de hacerse cargo de sí.

El ser humano no puede despreocuparse de sí, pues en la medida que lo hace deja escapar su ser.   Los seres humanos tenemos una existencia que nos hace responsables de hacernos cargo de nuestro ser, no solo consentirlo; también, hacerlo crecer, para que sea distinto, para que DEVENGA MEJOR, pensamiento de Heidegger, que, si no nos hacemos cargo de nosotros mismos, comprometemos el sentido de nuestra vida.


A su vez Nietzsche, nos invita a hacer de nuestra vida una obra de arte, si no lo hacemos la vida se nos va, ningún otro animal tiene que responsabilizarse de la vida que se le entregó, de la forma como requiere hacerlo el ser humano.


Humberto Maturana, habla de una palabra que encuentro pertinente para nosotros los Francmasones, y es la autopoiesis, se refiere al hecho de que los seres vivos son seres capaces de auto producirse permanentemente a sí mismos, y cuando dejan de hacerlo se desintegran, por tanto mueren, y en los humanos tiene una connotación especial:  además de  que debemos ser capaces de garantizar la reproducción de nuestro sistema biológico, para sobrevivir, los seres humanos tenemos que mantener vivo un juicio, como una llama, y es “MI VIDA TIENE SENTIDO”  y por eso QQHH:. Estamos aquí, hemos elegido este camino iniciático, un camino  del devenir, que involucra un compromiso importante con la auto-transformación, con no contentarnos con ser quién hoy somos, con plantearnos la pregunta , permanente, sobre el tipo de persona qué podríamos llegar a ser, el tipo de ser humano qué quisiéramos ser y es así como, de manera individual me planteo la transformación de mí misma, y me puedo plantear también la transformación de mi entorno, para que sea mejor, es así como Nietzsche, nos invita hacer de la vida nuestra obra de arte.


Así pues, los Francmasones, somos simplemente seres humanos, de los que todos estos grandes filósofos hablan, que buscamos “IR MÁS ALLÁ”, intentamos, aunque no siempre es fácil, tomar conciencia de nuestras imperfecciones, de nuestros errores, puliendo constantemente la piedra para ser útiles a la sociedad, para que, en coherencia con nuestro actuar, defendamos en todo lugar la dignidad humana.


Cuando prestamos juramento, puede decirse que realizamos un pacto de alianza entre nosotros los miembros de la logia, comprometiéndonos en reciprocidad y es ahí donde reposa la fraternidad, a partir de ese momento el otro es reconocido igual a uno, aceptándonos tal como somos: imprevisibles, inesperados, basando esta relación en nuestras fuerzas, nuestras oportunidades y nuestros límites.


Este viaje, interior, este devenir (como lugar a ser o convertirse), este conocimiento y reconocimiento del otro, nos permite la comprensión del ser humano y se facilita, propicia y esclarece, por el estudio de los símbolos, el ritual, tradiciones y los mitos y alegoría, memorias de toda la humanidad. Los Francmasones se dieron cuenta de una gran verdad de la condición humana: Los símbolos pueden transmitir mensajes que están más allá del alcance de las palabras.












La conversión de San Pablo
Caravaggio
Coleccion Odescalchi Balbi, Roma

Es pues en el Templo, espacio de reflexión, donde como aprendices, se comienza este trabajo, con detenimiento, sobre nosotros mismos. También los símbolos en la M:.  nos recuerdan a todos, nuestro lugar, papel y responsabilidades dentro de la Logia.

 

Quiero hacer, someramente la reflexión de tres símbolos unidos a su vez, por otros.


En el Templo contamos con TRES luces, el VM:. , quien dirige la Log:., con la asistencia de El Pr:.Vig:. y el Seg:.Vig:.   representados a su vez por tres Joyas LA ESCUADRA EL NIVEL Y LA PLOMADA, a su vez, cada uno representa cada una de las tres columnas o pilares,  la de la sabiduría, de orden jónico,  la de la fuerza, de orden dórico y la de la belleza, de orden corintio.  Cada uno cumple un papel en el gobierno de la Logia y esto se indica mediante el símbolo que lo representa en la explicación ritual y metafórica.


Todos estos símbolos nos ayudan a entender y a conectarnos, desde nuestra emocionalidad y la clase de observador que somos.  El símbolo me habla, por ello el símbolo puede tener significado diferente para otras personas, ninguno de nosotros tiene toda la razón o estar equivocado.


En nuestros rituales, de cada grado simbólico, escuchamos las declaraciones de cada símbolo, de su   propósito y función, para que cada uno de nosotros, podamos aprender a aplicar el significado emocional del símbolo en nuestra propia vida, o alma o camino, para que podamos “IR MÁS ALLÁ”, dado que los símbolos pueden influir sobre el pensamiento y las acciones de las personas.


El VM: en su collarín, tiene en la punta la Escuadra, ésta como herramienta, se usa para regular las esquinas rectangulares de un edificio y para ayudar a convertir la materia tosca a su debida forma, nos enseña a regular nuestra vida y nuestras acciones de acuerdo con las líneas y las normas masónicas con el fin de que armonicemos nuestra conducta. La escuadra nos enseña la moralidad y la regulación de nuestras acciones. La tarea del M:. Es darle forma a la piedra tosca para convertirla en un cubo perfecto. En el VM: la escuadra es símbolo de esplendor y trabajo, El VM:. También tiene bajo su cuidado la columna de la Sabiduría. El VM: como inspirador en su labor debe ajustar y armonizar los diferentes elementos de su logia, para que podamos convivir juntos como HH:. En una casa.  Yo acojo, la expresión de Séneca “La Sabiduría es la fuente de la única Libertad”. Porque vive en comunión con él mismo, escucha su corazón y sabe ser obediente a sí mismo, es tan libre, que no entra en el juego de la hipocresía ni la falsedad. Por ello la Sabiduría preside la construcción de nuestro edificio, para lograr la libertad. El VM:. Se encuentra al Or:. Para avivar el día y dar inicio a la reunión.


La  Segunda Luz, El Pr:.Vig:., en su collarín tiene otra joya, EL NIVEL,  es una herramienta de trabajo, que se nos entrega para lograr el equilibrio y la igualdad en la aplicación de los sentidos, las emociones y la mente, el piso de la logia, como se muestra en el cuadrado de dibujos, es un espacio nivelado, resultante de nivelar cuadros blancos y negros, éstos representan las experiencias buenas y malas que tenemos en nuestra vida diaria, nuestra tarea, sí queremos adquirir sabiduría es superar este dualismo, debemos reajustar nuestra conciencia en un nivel, desde el cual podamos ver más allá de ellos y entender  que lo blanco y lo negro, son igualmente valiosos para nuestra autopoiesis, (transformación).  Por ello el  Pri:.Vig:.  está encargado del pilar dórico, (la fuerza), como símbolo de la fuerza necesaria para enfrentar y sostenernos en todas nuestras dificultades y elevarse sobre ellas.


El Pri:.Vig:. o Segunda Luz, marca el sol poniente, tal como el sol se pone en el Occidente al final del día, el Pri:.Vig:. termina la reunión de la Log: a la orden del VM:.


La Tercera Luz, el Seg:.Vig:. en su collarín, encontramos otra joya, La plomada, es símbolo de rectitud y verdad, nos enseña a caminar en rectitud.  Así como el constructor levanta su columna perpendicular con la guía del nivel, todo M:. Debe comportarse en este mundo conservando un debido punto medio, es decir en equilibrio, en lo posible, lograr no ser dominado por ninguna pasión.  La plomada nos enseña la ecuanimidad y la rectitud de la vida y las acciones.


El Seg:.Vig:. está en la columna o pilar de la belleza (Corintio), la belleza adorna al hombre en su interior, la belleza también brilla en toda la creación con simetría, aquí iniciamos nuestro trabajo interior, con la ayuda del cincel, de los conocimientos MM:. Para lograr esa belleza del alma.  El Seg:.Vig:. marca el sol  en su meridiano y llama a los HH:. Para que dejen sus labores y vayan al descanso y también para que luego los retomen, pues la ganancia y el placer es resultado el uno del otro.


Es así como a través de estos símbolos, las escuadras, los niveles y las perpendiculares, se nos conoce a los MM:. por tanto, de nosotros se espera que nos paremos perfectamente erguidos, con los pies en escuadra. Es de esta manera como nuestro cuerpo se considera un emblema de nuestra mente.


Así pues QQ:.HH:. en este DEVENIR, (llegar a ser, convertirme en) nosotros nos convertimos, en símbolos, con nuestras acciones. Mi invitación es a reflexionar, sobre qué quiero yo simbolizar, por ejemplo, Mandela es símbolo de perdón.  ¿Puedo yo, incorporar todos estos aprendizajes a través de la simbología encontrada en el templo y rituales, y transmitir, cordialidad, fuerza, sabiduría, generosidad, entendimiento y compasión? Con las herramientas propias de la construcción, Cómo me estoy moldeando ¿Cuál es la imagen del ser humano que deseo vivir y proyectar?  ¿Proyecto Belleza en mi forma de vivir?


Es mi palabra VM:.

 

EGV

M:.M:.

COMICs