¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

DIÁLOGOS CONMIGO MISMO: Quien no tiene vida propia, es especialista en meterse en la de los demás





Ciertamente solo aquel que tiene una cantidad de tiempo ocioso considerable, le rinde la vida como para estar inmiscuyéndose en la vida de otros, más cuando no es para nada positivo que lo hace.







 

Hay quienes están más pendientes de lo que hace su vecino, que lo que ocurre en su núcleo familiar y no es de extrañar que por dedicar su tiempo evaluando, criticando y juzgando a otros, muchas cosas de su propia vida salgan de control sin ni siquiera percatarse.

Quienes tienen verdadero aprecio por su vida, valoran este tránsito, también valoran sus recursos, incluidos su tiempo y su energía, no le es grato invertir en algo que no les incumbe parte de su vida, procuran andar por la vida seleccionando de ella lo mejor, por eso se caracterizan por no acumular rencores en su corazón, no odiar, no buscar excusas para no ser felices y sobre todo por ver con benevolencia las acciones de los otros.

Evidentemente es positivo ayudar a quien lo necesite, apoyar, soportar, aportar, cualquier intervención positiva de nuestra parte a cualquier otra persona, mientras sea bien recibida, siempre podrá sumar. Lo que diferencia a una persona empática, compasiva y dispuesta a ayudar de otra que se mete en la vida de los demás para juzgar, criticar, limitar y apabullar, no es solo la intención matriz, es la manera de ver la vida de cada una, de lo que se nutre cada espíritu.

COMICs