¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

LA REGULARIDAD MASONICA – SEGUNDA PARTE



Burilado por el Q:.H:. Roberto Macedo Mayo, de la P:.B:.R:.L:.S:.“Maquinguayo 119” Nº 3.
Vall:. de Huancayo, Ort:. del Centro del Perú.
YOM SHENÍ, 06 del SIVAN de 5776, A:.de la V:.L:.
Email: robertomacedomayo@gmail.com; Cel: 954032290.
Comenzaré esta segunda parte, sobre el estudio de la regularidad masónica, con una opinión, de René Guénon, en su artículo La Ortodoxia Masónica, donde afirma:
Se ha escrito tanto sobre la cuestión de la regularidad masónica, se han dado tantas definiciones diferentes e incluso contradictorias, que este problema, lejos de estar resuelto, no ha hecho, quizá, sino devenir más oscuro. Parece que ha sido mal expuesto, pues, a menudo, se tiende a fundamentar dicha regularidad sobre consideraciones puramente históricas, apoyándose en la prueba, verdadera o supuesta, de una transmisión ininterrumpida de poderes desde una época más o menos alejada. Ahora bien, es preciso confesar que, desde este punto de vista, sería fácil encontrar algunas irregularidades en el origen de todos los Ritos practicados actualmente. Nosotros pensamos que todo ello dista mucho de tener la importancia que algunos, por razones diversas, han querido atribuirle, y que la verdadera regularidad reside esencialmente en la ortodoxia masónica, y que esta ortodoxia consiste ante todo en seguir fielmente la Tradición, en conservar con cuidado los símbolos y las formas rituales que expresan esta Tradición y que son como su ropaje, y en rechazar toda innovación sospechosa de modernidad. Y es a propósito que empleamos aquí la palabra modernidad, para designar esta tendencia demasiado difundida que, en Masonería como en todas partes, se caracteriza por el abuso de la crítica, el rechazo del simbolismo y la negación de todo aquello que constituye la Ciencia esotérica y tradicional.
La Regularidad Masónica, surgió y es comúnmente aceptado, que el 24 de junio de 1,717, como fecha de inicio formal de la masonería especulativa. Se reúnen en Londres, cuatro Logias Londinenses, formando la Gran Logia de Inglaterra, organización que no existía anteriormente, esta iniciativa, no fue el origen de la masonería, sino constituye un aspecto formal de organizar a la masonería formalmente y organizarlo en documento, porque los inicios de la masonería se pierde en el tiempo, al existir un hombre de buenas costumbres, existe masonería. Con esta súper estructura, surge el término OBEDIENCIA, como agrupación de logias, que delegan parte de su soberanía y aceptan las reglas establecidas por una Gran Logia, pues como sabemos la primera fue la de Londres, reitero establecida formalmente.
A partir de esta referencia histórica, vamos a analizar la regularidad de un masón, respecto a su relación a una logia y a una Obediencia.
Lorenzo Frau Abrines y Rosendo Arús Arderu, en su DICCIONARIO ENCICLOPEDICO DE LA MASONERIA, sustenta que un masón es regular, cuando se halla ajustado o de conformidad con la regla, la ley, usos y prácticas establecidas, bien un masón es regular, cuando cumpliendo con sus deberes - las leyes masónicas, uso y prácticas -, se halla inscrito como miembro activo en una logia regular.
Una logia regular, es aquella que cumpliendo con todas las prescripciones constitucionales, legalmente instalada y autorizada con patente de constitución , de una potencia regular, se halla incluida en el cuadro de Logias de su jurisdicción y una potencia o Gran Logia, es regular cuando reconocida universalmente como tal, se corresponde y cambia sus representantes con los de las demás potencias regulares del globo. La regularidad es indispensable para el ejercicio de los derechos y prerrogativas que otorga la masonería. (Frau Abrines y Arús Arderu: 364).
Antes del año 1717, el termino Regularidad no existía en los círculos Masónicos, puesto que la Logia como hoy la conocemos no existía y los masones especulativos-científicos se mimetizaban en las organizaciones operativas de finales del medioevo. Es decir, es seguro que no había organizaciones Logiales, como tales, aunque los masones se reunieses en Logia; mucho menos había Grandes Logias. Por tal razón, aunque ya existiesen unas reglas, como los “Antiguos Usos y Costumbres”, sin embargo no había una organización grupal definida y conocida que diera un sentido de pertenencia que obligara a practicar unas normas universales de comportamiento y organización, estas normas lo diseño Anderson en el año 1717.
Desde otra óptica, los masones regulares, son aquellos que se han iniciado en una logia regular justa y perfecta y cumple con las obligaciones establecidas en los Landmarks o antiguos linderos, otro aspecto es estar a plomo con la logia, porque en caso contrario, no serias miembro activo.
Una logia es regular, cuando tiene una carta patente constitutiva, emitida por una Gran Logia.
Uno de los primeros casos de masonería irregular, surgió en Europa y es historia conocida, estableciendo que las Logias inglesas eran en su mayoría protestantes y contrario a la doctrina católica. En el año 1837, la iglesia católica ex comulga a los integrantes de la masonería en Bélgica, consecuentemente el Gran Oriente de Bélgica, suprime unos estatutos donde prohibía las discusiones religiosas y políticas y que obligada a creer en el Gran Arquitecto del Universo y en la inmortalidad del alma. Este criterio fue seguido por el Gran Oriente de Francia, iniciando masones ateos y agnósticos y este oriente adicionalmente elimino prestar juramente en un libro sagrado.
Estas decisiones tomadas por los Oriente de Bélgica y Francés, obligo a la Gran Logia de Inglaterra, a romper relaciones masónicas declarándolos irregulares.
Bien, dentro de esta lógica, una logia es regular, dentro del punto de vista clásico o anglosajón, cuando cumple con los preceptos indicados a continuación, todo lo contrario, como permitir el debate religioso y político, afiliar ateos, permitir en los trabajos a las mujeres, sustitución del volumen de la ley sagrada, es considerado irregular:
1. Creencia en el G:.A:.D:.U:.
2. Iniciación ante el Volumen de la Ley Sagrada.
3. Una logia está compuesta de hombres únicamente.
4. Durante los trabajos de una logia, las tres grandes luces de la francmasonería estará siempre sobre el ara y es: El volumen de la ley sagrada, la escuadra y el compás.
5. Está prohibida toda discusión sobre política y religión.
6. El cumplimiento de los Landmarks.
Dentro de ese concepto, pueden diferenciarse dos corrientes principales en la francmasonería: la continental (o francesa), de carácter más liberal e igualitaria de género, y la anglosajona, más cerrada y fuertemente tradicionalista (Nicolás Munilla. 2016: 01).
Otro de los puntos cruciales, para poder entender si somos masones regulares o irregulares, en el ritual de primer grado del R:.E:.A:.A:., donde el V:.M:. pregunta al Prim:. Vig:. ¿Sois Mason? Y contesta: Todos mis HH:. me reconocen por tal, V:.M:., pregunta y respuesta, que encierra en verdadero sentido de ser masón cuando se es reconocido por los HH:. como tal.
BIBILIOGRAFIA
Lorenzo Frau Abrines y Rosendo Arus Arderiu, Diccionario Enciclopédico de la masonería, Tomo II, Novena Edición, Buenos Aires, Editorial KIER.
René Guénon, La Ortodoxia Masónica, Traducción: Josep M. Gracia, Extraído el 15 de mayo del 2016 de: http://www.cienmas.org/documents/guenon/guenonortodoxia.pdf.
Jorge Gutkind, ¿Qué nos hace masones regulares?. La Fraternidad No 62, Tel Aviv, 21 de Enero del 2016, extraido el 14 de junio del 2016, de: http://www.fenixnews.com/…/…/que-nos-hace-masones-regulares/.
Munilla Nicolás, ¿Qué hacen masones de todo el mundo en Mendoza?, extraído el 07 de julio del 2016, de: http://www.mdzol.com/…/682168-que-hacen-masones-de-todo-e…/….

COMICs