Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

FENIXnews | Lunes, Abril 24, 2017

Scroll to top

Top

Comments

DE SEGUNDOS MARIDOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No es inusual que en cuanta conferencia que he realizado, me encuentre con un “NO LO CREO”, de parte de alguien del auditorio, al exponer y probar una realidad. Y es totalmente comprensible, el “NO LO CREO”, que puede ser un “NO DESEO CREERLO”, porque resulta inaceptable, inimaginable para nuestra “occidental cultura latinoamericana”, de tal forma que la “negación de la realidad” emerge como un mecanismo de defensa.
No voy a cesar en profundizar para mis compatriotas y hermanos latinoamericanos, que la Ley Sharia, está incorporada al Islam y no a Dxxs y que las problemáticas que Europa padece, se desprenden de un lado aún más oscuro que pretende ser velado a través de la fe.
Desde este enfoque de análisis, les contaré varios aspectos que dicha problemática lleva implícita: bajo la ley de la sharia, el segundo marido (de una mujer como única opción) no está obligado a darle a su esposa un divorcio inmediato, que le permite mantenerla como su esclava sexual mientras él lo desee.
En Gran Bretaña, por ejemplo nos preguntamos cómo esta situación se condice con la Ley británica. La respuesta es que no lo hace.
La ONG musulmana Women’s Network, con sede en Gran Bretaña, redactó una carta abierta -con 100 signatarios- al gobierno británico y al Comité de Asuntos de Interior para exigir que se investigue el Consejo de la Sharia, para determinar si sus prácticas se adhieren a la ley británica. En respuesta, el Consejo de la Sharia declaró que la carta era “islamofóbica” y acusó a la Red de Mujeres Musulmanas de ser una organización antimusulmana.
El escándalo más reciente que rodea la explotación sexual de mujeres musulmanas por líderes religiosos islámicos en el Reino Unido, es una prueba más de la manera en que Gran Bretaña está ignorando las prácticas horribles que se suceden, por temor de ser acusados de “islamofóbicos”.
Una investigación de la BBC sobre “HALALA” – un ritual que permite a una mujer musulmana divorciada volver a casarse con su marido, al casarse primero con otra persona, consumar el matrimonio y luego ser divorciada por él – (ya sé, dígame NO LO CREO), reveló que los imanes en Gran Bretaña no sólo están alentando esto, beneficiándose financieramente de ella. Esta depravación ha llevado a muchas de estas mujeres a ser mantenidas como rehenes, literal y figurativamente, de los hombres pagados para convertirse en sus segundos maridos.
Cuando un marido repite la palabra árabe para el divorcio – TALAQ – tres veces a su esposa, consideran un matrimonio musulmán nulo y sin valor. Para que una mujer pueda regresar al marido que la desterró, primero debe casarse con otra persona y tener relaciones sexuales con él, antes que el segundo marido se divorcie de ella, (ya sé, me va a decir que NO LO CREE)
En Gran Bretaña, “HALALA” ha surgido como un negocio en auge, con sitios web y sitios en medios sociales, que ofrecen entregar a las mujeres con segundos maridos por sumas exorbitantes de dinero. Por mal que sea esto, hay un lado aún más oscuro de la historia: bajo la ley de la sharia, el segundo marido no está obligado a darle a su esposa un divorcio inmediato, lo que le permite mantenerla como su esclava sexual durante el tiempo que él desee.
Una mujer musulmana, que cambió de opinión acerca de pasar por “HALALA” después de examinar el proceso, le dijo a la BBC que conocía a otras que sufrieron el proceso y terminaron siendo abusadas sexualmente durante meses por los segundos esposos, pagados para casarse con ellas. Según un informe en The Guardian, el Sharia Council of Britain, dice que trata con cientos de casos de divorcio anualmente.
Este infame consejo es indirectamente responsable de lo que esencialmente se ha convertido en una pandemia de violación, ya que no hace nada para detener o refutar el ritual “HALALA”. De hecho, declara que la práctica es completamente legal bajo la ley sharia. La única advertencia, dice el consejo, es que los imanes que la presiden no siguen las pautas apropiadas, según las cuales el segundo matrimonio y el divorcio, no deben ser premeditados sino que suceden naturalmente.
Pero los jóvenes musulmanes en el Reino Unido, están siendo desalentados por sus comunidades de casarse a través del sistema británico, y se les dice que los imanes realicen sus bodas y los consejos de la sharia registren sus matrimonios. Las parejas que cumplen terminan estando a merced de las autoridades islámicas en asuntos de familia, incluyendo el divorcio.
Contrariamente a lo que dicen los apologistas de esta parodia, la difícil situación de las mujeres musulmanas debe ser tratada como una cuestión de derechos humanos, no obstante me digan NO LO CREO, la Ley Sharia viene en el ideario colectivo de todo musulmán. Sólo difiere en la forma de interpretarla.

Fuente: Khadija Khan es periodista y comentarista de Pakistán.
Stella Maris Skarp “Trazos de carbón en el desierto” 2016.