¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

CONGRESO MASONICO GRAN LOGIA SOBERANA UMSOI DE LA REPUBLICA DE COLOMBIA

 

MONTERIA CORDOBA

LA PAZ A OTRO NIVEL 1.

INTRODUCCIÓN La ponencia que presentamos a consideración del Congreso Masónico tiene como objetivo enriquecer las reflexiones de los Masones en el entendido que somos constructores y que asumimos la Paz, como derecho constitucional, con el correlativo deber de mantenerla como valor supremo de la especie humana y de la nacionalidad colombiana en particular, cuyo estado tiene su genesis, principios y organización en las Logias Masónicas independistas americanas.

2. DE LAS GUERRILLA DE INDEPENDENCIA AL EJÉRCITO NACIONAL

La historia registra la decisiva participación masónica en la construccion de todos los estados Americanos, y especialmente en nuestro caso, las logias de Cartagena de Indias, bajo el efecto telúrico de la logia Láutaro de Chile y Argentina, se erigieron en junta de gobierno y organizaron las fuerzas militares, que en las ciudades eran milicias y en los campos guerrillas que fueron constituyendo el ejército libertador, fundamento de las actuales Fuerzas Armadas de Colombia, marcando desde un principio la combinación de todas las formas de lucha como estrategia politico military, sicológico y cultural para dar forma al nuevo poder político de la República.

3. DE LAS GUERRILLAS DE LA VIOLENCIA A LAS GUERRILLAS ACTUALES

La financiación de las guerrillas libertarias por los próceres y la élite criolla, determinó con el triunfo de la independencia, el reacomodo de nuevas fuerzas en el poder, registrando la historia, como periodos conocidos como la patria boba y la generación de 23 guerras civiles, hasta el amanecer del siglo XX, con sus respectivos armisticios, reflejando la fragmentación de las élites en el poder, y su incapacidad para acumular riquezas, cuando menos a la manera norteamericana, pues el despojo violento de la tierra se cosntituyó en actividad aceptada por un estado en formación y una sociedad arrodillada a los caudillos patrimonialistas y paternalistas, que veían en toda forma de modernidad y capitalismo, la presencia del fantasma del comunismo. Con esa tradición, la rebelión campesina, aupada en principio por la incipiente burguesía industrial, comercial y urbana, asumió formas de autodefensa que mutaron en guerrillas liberales y posteriormente, de influencia comunista.

4. DE LA GUERRA INTEGRAL A LA SEGURIDAD INTEGRAL

La extension del territorio, superior al estado colombiano, que hasta la implementación del plan Colombia, con la ayuda de los Estados Unidos de Norteamérica, fue considerado un estado casi que fallido, en situación adversa frente a la guerrilla de las FARC, el ELN y otras formas delictivas como el narcoparamilitarismo y la delincuencia común organizada. Se adoptó la doctrina militar de guerra integral para combatir al terrorismo (incluyendo en esta especie de enemigo interior a la intelectualidad colombiana, al sindicalismo, a los defensores de derechos humanos y a la izquierda desarmada). Bajo la formación de esta doctrina militar, el Estado quedó sujeto a las fuerzas militares y también paramilitares, fomentadas desde dentro del Estado y erigidas en héroes de la confrontación con la subversión de la izquierda armada. La degradación del conflicto, por parte de los actores involucrados, supero los límites de la guerra. Debe destacarse, que con la doctrina de Guerra integral, adoptada por el Estado Colombiano desde 1999 (ver resolución No. 000302 de 1999 por la cual se aprueba el texto especial, acción integral como concepto de estrategia integral e integrada del Ejercito), facilito la supeditación del poder político al Militar, produciéndose también el mismo fenómeno en la contraparte guerrillera, hasta el punto de producir el caudillismo militar expresado en el Mono Jojoy, lo cual alentó el permisivismo de las elites gobernantes Colombianas, al tiempo que desalentaron la continuidad de gobiernos democráticos, (desmonte de las opciones liberales representadas en Serpa, Santos y Vargas Lleras) lo cual facilito el ascenso de Álvaro Uribe V. quien sin ser considerado hasta este momento, como un gran estadista, si reunía los requisitos para el caudillismo cívico miliar, lo cual se demostró, cuando este Presidente, quizo prolongarse en el poder, incluso gobernar en cuerpo ajeno, candidatizando inicialmente al señor Luis Felipe Arias, olvidando que el Señor Juan Manuel Santos, venía preparándose para asumir las riendas del Estado, hasta el punto de facilitar la subida de Álvaro Uribe Vélez, sin dejar de preparar un proyecto de Buen Gobierno, de Estado y de construcción social, mediante la hoja de ruta trazada, la cual comenzó hace 20 años desde su compromiso como periodista y demócrata, constructor de paz, como lo comprueba el documento Destino Colombia (ver diario el Espectador domingo 9 de octubre Pág. 2), el cual se materializa en el acuerdo de paz del 26 de septiembre, entre el Estado colombiano y las FARC EP, y paralelamente se viene produciendo la nueva doctrina militar para el post conflicto, reasignando roles a las fuerzas militares y de policía como constructores de paz, que no descuidaran la persecución del crimen y el mantenimiento del orden. La nueva doctrina Militar, apunta a respaldar la reforma rural integral entorno a la agricultura comercial, la Bio-economia y el turismo y la seguridad alimentaria, humana y física.

5. DE LA PAZ POLÍTICA A LA PAZ DE LA CALLE

El nuevo acuerdo de paz supera en alcance al acuerdo del frente nacional, pues a pesar de su oportunidad para supercar la violencia partidista, fue una paz restringida al país politico, y podría considerarse como continuidad del acuerdo de paz de los gobiernos Barco Gaviria, con el M19, que contribuyó a cambiar la constitucion del siglo XIX por la moderna cosntitución de 1991, que abrió lass puertas a la consolidación de la paz como derecho y como deber. Las manifestaciones estudiantiles y de los pueblos originarios en favor de la paz después del triunfo precario del “no”, bajo la consigna “la paz a la calle”, se cosntituye en la oportunidad para rubustecer los acuerdos, y dejar sin salida a los saboteadores de esta oportunidad histórica para los colombianos.

6. LOS JÓVENES Y EL PUEBLO UNIDOS POR LA PAZ

La iniciativa de los jóvenes y el pueblo colombiano, está trascendiendo la dicotomía del si y del no, está nutriéndose con capas de la población proveniente de sectores apáticos al juego electoral, en este escenario, los masones debemos avivar estas acciones permanents por la paz y la implementación de un acuerdo ajustado, pero ya. Si las fuerzas opuestas a la implementacion de los acuerdos, debemos soicitar al Presidente de la Republica, su mediacion para que los acuerdos ajustados, que seguramente aceptara la FARC, (si no se altera la escencia de los acuerdos del 26 de Septiembre, como mal intencionadamente, ha pretendido una minoria dentro de la franja del NO), se incorporen al acuerdo de PAZ que se avecina con el ELN, esperando que el tiempo de esta negociacion sea breve, teniendo en cuenta la suficiente ilustracion. Presentado por el observatorio politico.

COMICs