¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

España: reviven disputa de la Iglesia Católica contra la masonería











Resultado de imagen para Monseñor Bernardo Álvarez, , obispo de Tenerife, y el masón Jerónimo Saavedra, ex ministro socialista
Monseñor Bernardo Álvarez, , obispo de Tenerife, y el masón Jerónimo Saavedra, ex ministro socialista


¿Cree usted que los judíos hubieran permitido celebrar un mitin de Arafat en una sinagoga? O acaso, ¿alguien cree que los musulmanes cederían una de sus mezquitas para que se impartiera una conferencia sobre las ventajas de comer cerdo? Pues aunque estos ejemplos parezcan disparatados es más o menos lo que pretende hacer la masonería con la Iglesia Católica.

Los masones españoles presumen de estar celebrando la “semana masónica” que se está desarrollando en La Palma (Islas Canarias) y que tendrá como culmen una “marcha masónica” que les de visibilidad, la primera que celebrarán en España en muchas décadas.


Hasta ahí todo normal. El problema ha llegado cuando han querido celebrar una especie de funeral por todos los masones fallecidos de La Palma. Y el lugar que habían elegido no era otro que un templo católico. Concretamente la iglesia del Salvador. Sería un evento que además tendría toda la simbología masónica característica.

Y la polémica ha surgido porque el obispo de Tenerife, monseñor Bernardo Álvarez, ha dicho que un templo católico y que pertenece a la Iglesia no es el lugar adecuado para celebrar un acto masónico. Sobre todo por el carácter intrínsecamente anticristiano de la masonería, que durante siglos ha pretendido destruir la Iglesia.


Esto no es un tópico ni una conspiración sino que lo reconocen abiertamente antiguos masones que han llegado a ocupar puestos importantes en las logias. En una entrevista para Actuall, Serge Abad Gallardo, exmasón maestro grado 14º, afirmaba que los fundamentos de la masonería “son totalmente opuestos a la moral católica, que por ejemplo hace de la familia la base de la sociedad. Promoviendo leyes contra la familia intenta destruir la Iglesia Católica”.

Comoquiera que la Iglesia Católica condena la masonería, no es de extrañar que el obispo de Tenerife se haya opuesto a que la Logia Ábora 87 pueda utilizar el templo católico. No lo han entendido así los masones que se han indignado por ese rechazo.


El exministro socialista y confeso masón, Jerónimo Saavedra, había intentado mediar con el obispo para utilizar el templo

Según informa ABC, el exministro socialista y confeso masón, Jerónimo Saavedra, había intentado mediar con el obispo para utilizar el templo. Este político canario ocupa actualmente el título de “venerable maestro” de esta logia.

Pero el obispo se mantuvo firme. Y por ello, desde la logia le han criticado afirmando que “lo lamentable de todo esto es que el obispo de Tenerife, sin quererlo, nos ha hecho un gran favor que, sin embargo, a nadie beneficia”.


A la “semana masónica” está también invitado el Gran Maestro del Gran Oriente Español, Óscar de Alfonso Ortega, un abogado valenciano de 47 años que ostenta el cargo desde 2010 cuando se convirtió en el masón más joven del mundo en alcanzar ese grado en su logia. Es la cabeza visible de la mayor logia de España, con 4.000 miembros.


¿Qué dice la Iglesia sobre la masonería?

Numerosos escritos de Papas y también el actual Código de Derecho Canónico siguen condenando abiertamente y sin fisuras la masonería. Y uno de los que más ha tenido que ver con esto ha sido el ahora Papa emérito Benedicto XVI. Siendo prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Joseph Ratzinger afrontó el intento de distintos obispos, sobre todo de Francia, del norte de Europa y Estados Unidos, de blanquear la masonería.


El Código de Derecho Canónico promulgado en 1983 por Juan Pablo II alerta de que todo católico que “se inscribe en una asociación que maquina contra la Iglesia debe ser castigado”

Actualmente, la legislación se basa en el Código de Derecho Canónico que promulgó Juan Pablo II en 1983. En ella alertaba de que todo católico que “se inscribe en una asociación que maquina contra la Iglesia debe ser castigado”.


El Papa Wojtyla no citaba concretamente a la masonería por lo que Ratzinger, como prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, firmó una declaración en la que aclaraba que la Iglesia no había variado en nada su posición frente a la masonería y que ésta seguía siendo incompatible con el catolicismo.


El anterior Código de Derecho Canónico de 1917 ya excomulgaba a los católicos que “den su nombre a la secta masónica, o a otras asociaciones del mismo género, que maquinan contra la Iglesia”.

Y diversos papas han condenado a la masonería. Es el caso del Papa Clemente XII ya en la bula papal In eminenti;  o León XIII que la calificaba como un “enemigo astuto y calculador” en su encíclica Humanum genus.


Desde 1738 a 1980 hay al menos 371 documentos de la Iglesia sobre la masonería. A ello habría que añadir todos los documentos de los distintos dicasterios vaticanos y de las conferencias episcopales acerca de la materia.


Observando los precedentes no debería extrañar a nadie que un obispo no quiera entregar su templo a una organización que maquina contra la Iglesia.

COMICs