¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

La Realidad o lo Absoluto







 1. La razón superior del hombre ha reconocido siempre que la realidad es aquello cuya vida constituye la vida de todas las formas. Esta realidad ha de ser, necesariamente única que en diversidad de grados y multitud de formas se manifiesta en la naturaleza. Todos reconocemos que la vida es una caudalosa corriente dimanaste de un manantial cuya naturaleza desconocemos y algunos dicen que es incognoscible.


2. Las discrepancias y la confusión comienzan cuando comenzamos analizar la realidad:



a) Los materialistas dicen: la única realidad es la materia existente por si misma, infinita, eterna, que entraña las potencias de la metería, la energía y la mente.


b) Otra escuela, muy semejante a la materialista opina que la única realidad es la energía de la que la materia y la mente son modalidades vibratorias.


c) Los idealistas afirman que la única realidad es un algo a que llaman mente, y que la materia y la energía son ideas concebidas por dicha mente.


d) La escuela naturalista dice que la naturaleza, que continuamente se manifiesta en innumerables formas es la única realidad.


e) Los teólogos aseguran que la única realidad es Dios, un Dios personal a quien atribuyen ciertas cualidades y características que varían según las religiones.


f) Y por fin los ocultistas místicos en sus diversas escuelas enseñan que la única realidad es la causa, sin causas es lo absoluto, es aquello en quien vivimos y nos movemos y tenemos nuestro ser, y que es, al mismo tiempo, fuente de la materia, de la energía y de la mente. Por que, ¿de donde sacaría el creador el material para su universo sino de si mismo? ¿de donde la energía sino de su propia vida?


3. A los materialistas refutaron las recientes investigaciones sobre el indivisible átomo que esta constituido por infinitesimales partículas de materia llamadas electrón que probablemente no son más que electricidad condensada. Tampoco podemos concebir una energía que no actúa en materia y sujeta a leyes; pero ¿son posibles las leyes sin legislador? Además, ¿la mente no esta combinada con la materia y la energía y sujeta a leyes externas, pero variables e inconstantes, cuyos atributos no pueden pertenecer a la única verdad, que es Dios?

Luego la materia, la energía y la mente son en apariencia y relatividad de aquello que es mucho más fundamental y eterno, a que los ocultistas llaman espíritu.


4. Nadie puede describir al espíritu aunque podemos decir que es la “esencia” de la vida y la existencia, la realidad inmanente de la vida universal.


Por lo tanto la única realidad, Dios, Aquello, lo Absoluto trasciende la materia, la fuerza y la mente, y sin embargo estas cosas emanaron de El y han de estar en su naturaleza, porque lo que esta en la causa debe estar en el efecto, y el efecto no puede ser mayor que la causa, ni es posible que de la nada salga algo.


5. Como la mente es superior a la energía y a la materia, lógico es tratar de concebir lo absoluto, por medio de ella, más no definirlo, por que todo intento de definición equivale al de limitar o hacer finito lo infinito. Definir una cosa es identificarla con otra ¿donde esta ese algo otro que se pueda identificar con lo infinito? Así pues, consideraremos a lo absoluto como una mente infinita con potencias de infinito grado que como diría Spencer “trasciende la inteligencia y la voluntad del hombre, como la voluntad y la inteligencia trascienden el movimiento mecánico”


6. La primera noción que sugiere el intelecto respecto de Dios es que debe haber sido siempre y eternamente será. Lo absoluto no puede surgir de la nada ni hay otra causa externa a el de lo que pudiera emanar; tampoco podemos concebir que muera la vida infinita y absoluta. Por lo tanto Dios ha de ser eterno. Tal es la noción del intelecto, aunque la idea de eternidad es inconcebible para nuestra mente humana y el impedimento de esta concepción consiste en que todo cuento observamos en el mundo fenomenal tiene una causa y proviene de algo; pero la mente no tiene más remedio que creer en una realidad sin causa que la produjera.


7. También la eternidad, de un ser para el que no existe el tiempo, es inconcebible: aunque en realidad no existe el tiempo sino en nuestra mente. El tiempo es una modalidad de percepción por la que expresamos la idea de la sucesión y mudanza de las cosas. El tiempo es relativo: cundo gozamos de algo, nos pasa rápidamente el tiempo, mientras que cuando sufrimos nos parecen horas los minutos e interminables las horas.


8. También nos dice la razón que lo absoluto ha de se infinito, omnipotente en el espacio e ilimitado. Dios debe estar en todo lugar y no hay en el espacio carencia de lugar. Aunque es muy difícil formar idea de la omnipresencia de lo absoluto en el infinito espacio, porque si es infinito no puede tener limites. La dificultad consiste en que la mente no pude percibir más que lo dimensional en el mundo objetivo, y porque el espacio es, como el tiempo, solo tiene realidad en nuestra consciente percepción del relativo lugar que ocupan los objetos del mundo exterior. Espacio y tiempo son conceptos de la mente, pero más allá de la razón humana no hay espacio ni tiempo.


9. Lo absoluto ha de ser omnipotente que ha de entrañar todo poder; pero su omnipotencia no pude ser absurda como lo enseñan las religiones, sino que esta sujeta a leyes establecidas y toda manifestación de energía en el universo debe proceder de El y ser parte de su poder, operante de conformidad con las leyes establecidas.


10. Lo absoluto de ser omnisciente porque no puede existir sabiduría ni conocimiento aparte de lo absoluto. Todas las formas manifiestan mente, sabiduría y conocimiento que emanar de Él, de conformidad con las leyes establecidas por El, y de lo contrario no seria omnisciente. Por consiguiente, todo conocimiento pasado, presente y futuro debe poseerlo ahora lo absoluto.

COMICs