¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

La Gran Pirámide de Guiza

la-piramide


La Gran Pirámide de Guiza


Funeraria por antonomasia del Antiguo Egipto: la pirámide. Evolución del sepulcro egipcio: de la mastaba a la pirámide


La mastaba fue la edificación funeraria del Antiguo Egipto. En forma de pirámide truncada, se construyeron en adobes (ladrillo de barro) y posteriormente en piedra. Poseían dos niveles: Nivel subterráneo: excavado en la tierra.


Allí se ubicaba la cámara sepulcral con la momia. Nivel superior: aquí se ubicaba la capilla. Este sitio imitaba la casa del difunto y se decoraba con relieves de temática religiosa, como el mito de Osiris y otros temas funerarios. Los familiares accedían para depositar ofrendas, alimentos y objetos para que el difunto, de manera simbólica, pudiera disfrutar de ellos en su “nuevo hogar”. Otra parte de la mastaba, la constituía el Serdab (en árabe “casa de la estatua”).


Este habitáculo, construido generalmente sin acceso, en el nivel superior de la mastaba, servía para depositar la estatua del difunto, que – a veces- se comunicaba con la capilla funeraria mediante una abertura o varios huecos que permitían a la estatua (símbolo del cuerpo del difunto) , recibir las ofrendas depositadas por su amigos y parientes. La mastaba poseía un acceso único. El acceso a la cámara sepulcral se hacía a través de largos pozos verticales los cuales, una vez la momia dentro, se cegaban. La evolución del sepulcro en el Antiguo Egipto viene dado por una circunstancia fundamental: la reforma en el sistema filosófico en torno a la muerte y el más allá.


Este cambio fundamental viene de la mano de Zoser, segundo faraón del Imperio Antiguo el cual adopta el culto a Ra sobre el sistema de Osiris. Esta reforma sustancia se impone sobretodo en las altas esferas sociales: magistrados, funcionarios y miembros de la familia real. Con Zoser ,el culto a Ra, deidad solar, se impuso fuertemente. Con este nuevo planteamiento teológico, nace la idea de la forma escalonada en los sepulcros, forma que, mediante la pendiente de 51 grados de la pared, permitía un acceso directo a través del cual el monarca podría alcanzar el reino de Ra, el cual domina la cúspide o vértice en su barca solar. Vemos así el nacimiento de la primera pirámide monumental. Ubicada en Saqqara, la pirámide escalonada de Zoser será el prototipo de las pirámides de Guiza y de las restantes pirámides egipcias.


Imhotep, encargado de la construcción, toma como base la forma de la mastaba tradicional, sobre la que se añade una mastaba menor y así sucesivamente hasta alcanzar los 6 pisos de altura. A la tumba, ubicada en la pirámide, se accedía mediante un corredor de unos 30 metros de longitud que comenzaba en el templo funerario y desembocaba en el poso funerario, donde se encontraba la tumba del rey. Es pues la pirámide, un ejercicio de superposición y multiplicación de la mastaba.


}Es en la pirámide donde se cristaliza la gran preocupación del pueblo egipcio: la muerte y la aspiración al más allá. La más antigua de las Siete maravillas del mundo: la Gran Pirámide de Guiza En honor al faraón Keops (que reinó entre el 2.551 y 2.528 a.C), la Gran Pirámide de Guiza es la única de las Siete maravillas del mundo que aún perdura y es la mayor de las tres pirámides construidas en la meseta de Guiza. Medía 146 metros aproximadamente. Perfectamente orientada en su momento, ahora la veremos desviada debido al fenómeno de Precesión de los equinoccios. La mastaba y la pirámide comparten muchos elementos estructurales tales como la cámara sepulcral, en ambas escondida en el interior del monumento o la cámara funeraria, enclavada en la roca. Incluso un espacio tan intimo como el Serdab, en la mastaba, se ha podido reconocer también en las pirámides. Los tres elementos fundamentales en los sepulcros de los faraones de las primeras dinastías serán: 1) La pirámide, con su cámara funeraria y la inclinación de sus muros de 51 grados, pendiente fundamental para ascender a Ra. 2) El sepulcro exterior, semejante al Serdab en las mastabas. 3) Ubicado fuera de la pirámide pero unido a ella por una avenida monumental, veremos el templo para el culto donde se le rendía tributo al faraón muerto y divinizado.


Las pirámides egipcias son fruto del esfuerzo monumental de todo un grupo humano, movido por su tesón e impulsado por sus ideas religiosas.


Autor: Andrea C. Buitrago Flórez


BIBLIOGRAFIA ALDRED, C. Arte Egipcio, Barcelona, 1993. TALLET, P y MAROUARD, G. The Harbor of Khufu on the Red Sea Coast at Wadi al-Jarf, Egypt, Near Eastern Archaeology 77:1, 2014, pp 1-14. V.A.A. Historia del Arte, Madrid, 2006. Volumen 3. Egipto, Arte primitivo de occidente. WILKINSON, R.H. Los templos del Antiguo Egipto, Barcelona, 2002

COMICs