¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

Discurso de instalación de la Gran Maestra de la Gran Logia Femenina de España

 GM - Femenina


Pronunciado el domingo día 12 de julio en Barcelona, durante la Asamblea general de esta Obediencia masónica femenina. 


En primer lugar quiero agradecer muy sinceramente a todas y a todos, vuestra presencia hoy aquí, testimoniáis así el valor universal de nuestra Orden.


Agradecer también el honor, cargado de responsabilidad, que me habéis conferido al ser elegida como Muy Respetable Gran Maestra de la Gran Logia Femenina de España. Yo, por mi parte, os prometo dar lo mejor de mí misma y cumplir con las funciones del cargo lo mejor que pueda y sepa. Me esforzaré en actuar con la diligencia y la perseverancia necesarias para que todas las piedras de nuestra Obediencia, tengan su lugar, función y sentido en esta gran obra conjunta que todas estamos construyendo, tanto a nivel individual como colectivo.


Cada una de nosotras somos una luz diferente al resto, capaces de brillar con luz propia, que obramos en beneficio de la logia, de la Obediencia, de la sociedad y de cualquier ser humano que nos necesite. Pero tenemos que tener presente que cuando nos unimos, lo hacemos en una sola luz, si cabe, mucho más potente y brillante. Así, la sabia fraternidad, nacida del Corazón y el conocimiento profundo de nuestra tradición, me inspira para actuar en dos grandes planos que en su complementariedad e interacción, enfocadas en una sola dirección, pueden llevarnos aún más lejos en nuestro precioso trabajo masónico. Muy a grandes rasgos, uno de los planos de actuación tratará de profundizar aún más en el sentido iniciático de nuestra Orden, no como algo alejado de la realidad social o las necesidades individuales del ser humano, sino como un auténtico núcleo diferenciador de cualquier otra organización o institución profana que a mi juicio, no debemos diluir o perder, por ser esa esencia iniciática, el verdadero factor vivificador de nuestra preciada Orden. El otro plano de actuación intentará promover y actualizar más y mejor el sentido y la presencia pública de la GLFE, dándole la relevancia que el conjunto de las Hermanas unido al genuino sentido masónico, puede llegar a tener. Hoy más que nunca debemos seguir trabajando la práctica y la aplicación de los principios e ideales masónicos. En la actualidad vivimos inmersos en una crisis financiera, reflejo de una mucho más profunda: una crisis de sociedad y valores.


Vivimos en un mundo donde cada vez hay más diferencia de clases, donde se vive una vuelta a la intolerancia y a la violencia. Un mundo donde todo va muy deprisa, donde contamos con un exceso de información y poco conocimiento para seleccionarla y sacar un sano provecho de ella. Vivimos en un mundo con demasiadas guerras, dolor y desigualdades. Ante este escenario creemos que la Masonería debe crecer, por lo que está en cada uno de nosotros y nosotras encontrar el cauce para aportar los valores e ideales encontrados y trabajados en nosotros mismos y en nuestros Templos. Allí donde miremos hay trabajo por hacer.


No hay causas ni proyectos pequeños o grandes, recordemos que las pequeñas batallas cotidianas cambian el sentir de una sociedad, influyen en el sentir de generaciones venideras, moldean el mundo poco a poco. Es también así, como poco a poco vamos aprendiendo con el mazo y el cincel, a cincelar, modelar y pulir nuestra piedra, situándola en su justa medida y lugar hasta construir catedrales. Pero creo sinceramente que debemos ir un poco más lejos para hacer realidad los principios e ideales masónicos de los que hablamos, y sin dejar de ser únicos y sin perder nuestra soberanía, debemos estar, como masonas y masones de no importa que Oriente, más unidos que nunca para aunar esfuerzos en torno a un proyecto de masonería que presente un discurso vivo, actual, capaz de asumir la tarea de reflexión permanente sobre los valores que un mundo tan vertiginosamente cambiante cuestiona a cada pálpito. Un mundo que nos motiva y refuerza en el compromiso de seguir trabajando, personal y colectivamente, intra y extramuros, a la luz de los valores de la masonería universal para que poco a poco, las divisas que defendemos vayan calando en la sociedad.


He dicho, Patricia Planas Rufino MRGM de la GLFE



PUBLICADO EN EL MASÓN APRENDIZ

COMICs