¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

EL REGALO PERFECTO PARA LA PATRIA

bandera peru

Por Augusto Cáceres Viñas

Cada vez que se acerca una fecha que consideramos importante; cumpleaños o aniversario de nuestros padres, hijos, hermanos o personas entrañables para nosotros y consideramos oportuno darles un obsequio, buscamos con mucho interés dedicación y cariño el mejor que podamos ofrecerles. Muchas veces unas palabras sentidas, un fuerte y cariñoso abrazo, o un amoroso beso, nos parecen insuficientes, y además de hacerlo buscamos con un regalo expresarles cuanto los queremos y lo tan importante que son para nosotros.


Nuestra patria está de aniversario, el ciento noventa y cuatro, y con la llegada del 28 de Julio, tendremos la oportunidad celebrar el acontecimiento; nos pondremos nuestras mejores galas, entonaremos el himno con fervor, brindaremos por la salud del Perú y la nuestra, fiesta, baile y diversión. ¿Y el regalo?


La patria es nuestra tierra, de nacimiento o adoptada, donde los peruanos nos hemos ordenado como nación y a la cual nos sentimos ligados por vínculos históricos, jurídicos y afectivos. Tremendo lugar. Y ella, que nos da tanto, también necesita de nosotros, sus hijos, cotidiana y permanentemente. ¿Entonces, vamos a llegar a su aniversario sin regalo? De ninguna manera.


Un magnifico regalo para la patria seria darle lo que ella necesita. ¿Qué es lo que pide un hijo a sus padres? Que lo amen, protejan, cuiden, acompañen en sus primeros pasos y siempre, le den calor, abrigo, alimento material y espiritual, lo guíen con sabiduría, y que sean su ejemplo a seguir. ¿Y cuál es el requerimiento de un padre para con sus hijos? Amor, cariño, respeto, responsabilidad, dedicación, conocimientos, juicio, ser personas de bien y que resulten exitosos. ¿Qué es lo que patria pretende de nosotros?, que le demostremos todo ese amor que decimos tener por ella. Una de las formas de expresarlo es convirtiéndonos en verdaderos ciudadanos.


El termino ciudadano es una acepción que encierra el más completo concepto del desarrollo personal y social del ser humano, que lo convierte en miembro pleno de toda sociedad. Basado en solidos principios rectores un ciudadano es quien, en el transcurso de su formación adquiere cabal conocimiento de sus derechos y deberes y los ejerce a plenitud, pero con estricta sujeción a las leyes y normas que de ellas se desprenden.


Sin embargo el ser ciudadano implica mucho más; el de una participación activa, primigeniamente dentro de su familia, entorno social, centro de estudios y labores; interactuando con sus pares; brindando y recibiendo aportes, y propugnar, en concordancia con la ética y los valores, que estos redunden en un mayor y mejor beneficio para él y de todos quienes lo rodean.


El ciudadano, se preocupa por su entorno y los acontecimientos que afecten positiva o negativamente a la nación, se mantiene constantemente informado y es analítico. Participa; proponiendo, Ejercita de manera permanente su derecho a elegir a sus autoridades de manera libre y responsable, vigila su accionar y exige que cumplan su función a cabalidad, todas las veces que lo considera necesario. El ciudadano Participa en política y no rehúye su obligación de servir al pueblo y a sus conciudadanos.


Un ciudadano exige de sí mismo comportarse con rectitud, ética y de acuerdo a los más altos valores que la nación tiene; no tolera la corrupción y la denuncia, pero en especial se cuida y abstiene de practicarla, pasiva o activamente, bajo ninguna circunstancia, por nimia que parezca. Reclama honestidad y se esfuerza por serlo, diaria y permanentemente. Proclama solidaridad y la práctica, primero en su entorno más íntimo. Pregona honradez y responsabilidad, por ello cumple estrictamente con todas sus obligaciones; para con sus hijos, padres, familia, y la nación, entre otras pagando escrupulosamente todos sus impuestos. Se indigna con las mentiras y por ello nunca falsea la verdad. Demanda transparencia a sus gobernantes y diariamente demuestra esa transparencia, que pretende de los demás. Reclama autoridades capaces y al mismo tiempo se preocupa por capacitarse y ser más eficiente en las actividades que realiza. Exige que nuestros dirigentes sean ejemplo para los ciudadanos, así como él lo es para quienes lo rodean.


Un ciudadano reconoce sus limitaciones y acepta sus errores, se esfuerza por superarse y enmendarlos, haciendo el mayor esfuerzo por aprender de los mismos, es tolerante y nunca se presupone sabedor de la verdad, está siempre abierto al dialogo y anda en continua búsqueda del conocimiento, la concordancia y el entendimiento.


En merito a lo descrito adquiere identidad plena con la cultura de su hábitat, pero sobre todo la difunde, transmite, afianza y la transforma. Es un activo agente de cambio.


Un ciudadano no se improvisa, se forja desde muy pequeño con gran esfuerzo y dedicación. La formación de los ciudadanos es una obra principalmente de las propias personas, las familias, escuela, comunidad, el Estado, y las instituciones de la sociedad.


Ser ciudadano es por tanto un ideal a alcanzar, derecho primordial de todo ser humano y deber fundamental de la sociedad y el Estado para con sus pobladores, quienes una vez convertidos en ciudadanos le dan sentido y dirección a la vida en común de esa sociedad, al impulsarla permanentemente hacia el desarrollo.


Sacar adelante a nuestro Perú y solucionar sus graves y profundos problemas está en manos de sus ciudadanos, solo ellos podrán lograrlo. Debo enfatizar, por tanto, que las características del ciudadano ideal descritas líneas arriba, es una meta a alcanzar, no es una utopía porque existen tales, pero si un modelo con altos estándares, que en lo personal aspiro y me esfuerzo por lograr. Sin embargo, como los ciudadanos que somos actualmente, con nuestros defectos y virtudes, debemos insistir y trabajar por el desarrollo del Perú, y en paralelo hacerlo para ser mejores ciudadanos, cada día.


Recuerde que las naciones están formadas por pobladores legatarios de una cultura; los Estados y las sociedades son obra de los ciudadanos, forjadores de cultura.


Felices fiestas patrias, para todos.


Lima 23 de julio de 2015


 

COMICs