¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

DÍA DE LA MASONERÍA EN EL PERÚ: EL ORIGEN,La historia jamas contada

EL ORIGEN DEL DÍA DE LA MASONERÍA EN EL PERÚ

(Decreto Supremo N° 064-2011-PCM)

28 de julio2015

 

R.·. H.·. José Luis Carrasco Barolo.

Past V.·M.·. de la F.·.R.·.L.·.S.·. Luis Heysen Incháustegui N° 3

© José Luis Carrasco Barolo.

© Editorial Escuadra y Compás.

Lima, primera edición, 2015.

 

PRESENTACIÓN

La frase «por la verdad y por la historia» fue usada en 1911 por Alberto Ulloa para titular un artículo en respuesta a las palabras que leyera Leónidas Avendaño frente al catafalco elevado en el cementerio al rendirle honores al fallecido señor Martín Dulanto. En dicho artículo, en el que Ulloa cuestionaba las ligerezas, por no decir mentiras, de Avendaño sobre la guerra con Chile, que el citado autor había vivido en carne propia, expresaba con sabiduría: «Pregonemos únicamente esta enorme verdad; inculquémosla en el corazón de nuestros hijos; hagamos de ella la pauta de la vida moral de esta nacionalidad: allí donde la justicia no es el ideal de las colectividades, el árbol de la vida no puede producir sino daños».


Hace cuatro años, para felicidad de todos los Hermanos y Hermanas de nuestra Aug.·. Ord.·., fue publicado en la edición del martes 26 de julio de 2011 del diario oficial «El Peruano», el Decreto Supremo N° 064-2011-PCM, con el que se dio origen a la celebración del Día de la Masonería en el Perú, y para ser honestos y respetuosos de la verdad histórica de ese hecho trascendental para la vida de la Masonería en nuestro país, presentamos a la opinión pública masónica en general y a la fraternidad peruana en particular el siguiente folleto, con el único fin de luchar «por la verdad y por la historia» de ese magno acontecimiento.


El historiador Del Busto Duthurburu nos explica, con hermosas palabras, la necesidad en la historiografía de buscar la verdad:


«Finalmente, se trata de apuntar a una meta última. Esta meta es la Verdad. La Verdad es el principio y el fin de toda investigación científica. Investigador que no busca la Verdad es un inmoral que terminará en el error. La Verdad puede gustarnos o disgustarnos, eso no importa. Importaría si buscásemos el placer o el dolor. Pero ello es muy subjetivo; la Verdad, en cambio, es objetividad pura. Por si esto nos pareciese poco, no olvidemos que la Verdad también es una y buena; que sólo la Verdad es capaz de alcanzarnos seguridad personal, y que la Verdad, filosóficamente concebida, es un sinónimo de la felicidad».


Y esta es mi intención al ofrecerles humildemente el presente trabajo: he querido mostrarles la verdad de lo ocurrido, y cómo se consiguió, para beneplácito de todos, que el Gobierno del ex Presidente de la República, Alan García Pérez, promulgara la norma que reconoció la presencia y el trabajo constante de los masones en la historia del Perú


DS.DIA DE LAS MASONERIA

Antecedentes de la elaboración del proyecto.

 

EXP. DIA DE LA MASONERIA

Hurgando en los antecedentes de la promulgación del Decreto Supremo que crea el Día de la Masonería peruana, debemos reconocer que su historia inicia recorrido con la visita del Gran Maestro del antiguo Gran Oriente de Francia, el Muy Respetable Hermano Pierre Lambicchi.

Esta visita fue la primera vez en la historia de la masonería peruana que el representante de la potencia masónica con vida institucional de mayor constancia desde su origen, y por lo tanto la más antigua del mundo, llegaba al Perú a expresar de manera real los lazos de fraternidad universal dentro de nuestra Ord.·. y que la han caracterizado desde sus inicios, esencia que va más allá de estandartes, de nombres o de jurisdicciones.

La visita, en julio de 2009, era parte de un periplo que el representante de la potencia masónica francesa realizó por algunos países sudamericanos, pues luego del Perú viajó al Ecuador y es en esa oportunidad que, durante una entrevista que tuvo el Gran Maestro del Gran Oriente de Francia con el ex Presidente Alan García, surgió la idea de formalizar el reconocimiento de la labor de la masonería en la historia de nuestra patria. No debemos olvidar que el ex Presidente es lubetón, es decir, hijo de masón, además de hermano biológico de un H.·. Masón, por lo que no nos queda duda de su genuino interés en resaltar la presencia masónica en la vida de la sociedad peruana, pues debió haberla oído de la boca de su padre y de su hermano, además de los miembros de nuestra Ord.·. con los que compartía ideales políticos en el mismo partido político.

Ya existiendo el interés, quedaba pendiente la elaboración del proyecto y la presentación del pedido, además de la fecha a proponer y la elaboración del fundamento histórico.

Es necesario mencionar que en el Congreso de la República existía un Proyecto de Ley, al que le habían dado el número 1116-2007/CR, presentado por la célula parlamentaria aprista, habiéndose sumado a la propuesta el congresista nacionalista Otárola, que proponía, de manera elitista y particular, la creación de una fecha especial en la que se conmemore la fundación de la Gran Logia del Perú, pero de ninguna manera dicho proyecto planteaba la celebración de la existencia y actividad de todos los masones peruanos. Nuestro pedido involucraba desde sus fundamentos e ideología a todos los hermanos y hermanas que desde el inicio de las guerras de independencia habían integrado nuestros Ttall.·.

También no hay que dejar de mencionar que en otros países, aunque en muchos de manera no oficial, se celebra al masón, pero no a la masonería entera como en el Perú, contándose con día especial para ello.

Es así que llegó, casi sin que nos diéramos cuenta, el final del gobierno del ex Presidente Alan García, y en una reunión de las que tenía con sus correligionarios, el ex mandatario le preguntó al Muy Respetable Hermano Julio Carlos Pacheco Girón, Past Gran Maestro de la Gran Logia Constitucional, potencia masónica en la que en ese tiempo participábamos, si es que todavía se tenía el interés en conseguir la creación de un día que recordara el trabajo de la masonería en nuestro país. Por supuesto, el Gran Maestro Pacheco le contestó que sí. El ex Presidente, entonces, le pidió que presentara un proyecto de decreto supremo y que le manifestara los fundamentos tanto jurídicos como históricos de dicha norma.

Por ello, el martes 14 de junio de 2011, de regreso en las instalaciones de la Gran Logia Constitucional, que quedaban en aquel entonces en el Jirón Paraguay 400, en el Cercado de Lima, el ex Gran Maestro Pacheco, nos informó del requerimiento efectuado por el ex Presidente. Nos expresó sus dudas pues consideraba que se contaba con muy poco tiempo para elaborar el proyecto, y mucho menos para que el ex Presidente lo aceptara y los suscribiera.

El M.·. R.·. H.·. Juan Ángel Mario Rolleri Muente, actual Gran Maestre del Gran Oriente del Perú, en aquel momento era el Vice Gran Maestre de la Gran Logia Constitucional del Perú, se levantó de su asiento y de manera contundente expresó: «lo haremos», delegándome de inmediato que redactara un documento en el que sustente históricamente la necesidad y la importancia de celebrar a la masonería en nuestro país.

Así lo hice y lo entregué al día siguiente, colaborando en la redacción del oficio que iba a acompañar el mencionado informe historiográfico sustentatorio, pero por circunstancias que no me es dado mencionar, no lo firmé, haciéndolo en mi nombre el entonces R.·. H.·. Juan Ángel Mario Rolleri Muente, como se puede observar al revisar los documentos originales con los que contamos. También lo suscribió, como correspondía, el Muy Respetable Hermano Julio Carlos Pacheco Girón, Gran Maestro de la Muy Respetable Gran Logia Constitucional de Antiguos, Libres y Aceptados Masones del Perú.

SOLICITUD DIA DE LA MASONERIA

  1. El camino hacia el Decreto Supremo N° 064-2011-PCM.


El oficio, que llevaba la fecha 15 de junio de 2015, junto con el documento que informaba las razones históricas por las que se debía declarar el Día de la Masonería en el Perú, tres sencillas hojas, fueron ingresados por la mesa de partes de la Jefatura de Trámite Documentario del Despacho Presidencia el jueves 16 de junio de 2011, otorgándole el número de registro 11-007967. Se expresaba en el documento que: «La presente tiene como fin el solicitarle que por Decreto Supremo se declare el 27 de julio de todos los años como el día de la “Masonería Peruana”, en mérito al informe histórico que le adjuntamos». Se agrega que: «Conocedores de la relación que Usted mantiene con la masonería peruana, cumplimos con hacerle este pedido, pues sabemos que encontrándonos en los inicios de la celebración del bicentenario de nuestra independencia, es importante que se destaquen los servicios  que a la patria ha prestado y presta cada uno de los masones de  nuestra antigua y milenaria institución».


Los documentos fueron remitidos con fecha 22 de junio de 2011 a la Presidencia del Consejo de Ministros, que despachaba en ese momento la doctora Rosario del Pilar Fernández Figueroa, siendo ingresados a las quince horas con cuarenta y cinco minutos en la oficina de Trámite Documentario de la Presidencia del Consejo de Ministros, sede Palacio, conforme se verifica del Oficio N° 2563-2011 DP/SGPR, suscrito por el Secretario General de la Presidencia de la República, el también Hermano Rubén Ricardo Neyra Lencinas.


La información histórica con la que se sustentó el pedido de la dación del Decreto Supremo, y que es de mi autoría, sostiene lo siguiente:


ANTECEDENTES HISTORICOS


«La masonería se funda en los principios y valores universales de la libertad, igualdad y fraternidad.


Estos principios y valores han iluminado el camino de muchos hombres y mujeres que a lo largo de la historia del Perú, han preferido entregar sus vidas con el fin de construir una sociedad más fraterna y solidaria».


Luego, se enumeran los diferentes ejemplos de masones y se remarca la importancia de su actuar para la historia de nuestro país. Se expresan nombres que han contribuido en la defensa de la patria, en la construcción de nuestra independencia, y en el arte y en la cultura, así como en el ámbito político de nuestra comunidad.


Por otro lado, se propuso la fecha del «27 de julio» porque fue en dicho día, en 1834, en la ciudad de San Miguel de Piura, que nació nuestro ilustre Hermano Miguel María Grau Seminario. Consideramos que esa fecha de por sí resulta muy especial, tanto por el nacimiento del héroe como por la cercanía del onomástico de nuestra Patria. Pero también hay que recordar que en esa fecha, pero en 1822, se llevó a cabo la reunión entre los libertadores José de San Martín y Simón Bolívar, que terminó por sellar el camino que iba a seguir la lucha de la independencia americana.


Cerca del día 27 de julio del 2011, casi faltando una semana, el ex Presidente de la República nos remitió la autógrafa firmada por él, y aunque le faltaba la firma de la Presidenta del Consejo de Ministros, la doctora Rosario del Pilar Fernández Figueroa, quien también era la Ministra de Justicia,  nos expresó que era el texto que iba a ser publicado en el Diario Oficial. Este hecho me lleva a comentar la siguiente anécdota: unos días antes del 27, la Gran Logia del Perú como todos los años realizó una Ten.·. Blanca por el aniversario patrio, invitando para dicho evento al Presidente del Congreso, el congresista César Zumaeta Flores, y él, en plena ceremonia, presentó la autógrafa a la que ya me he referido y se la entregó al Gran Maestro, mostrándola éste como una conquista de la Gran Logia del Perú para el beneplácito de todos los masones de su institución. Inmediatamente terminada la reunión, un Respetable Hermano, cuyo nombre no estoy autorizado a revelar, llamó al R.·. H.·. Juan Ángel Rolleri Muente y le expresó lo que creía un logro de los hermanos de la Gran Logia del Perú. El H.·. Rolleri le informó que lo que le decía se encontraba errado, pues él tenía en su poder los documentos originales del pedido y la misma autógrafa que les habían mostrado en la Ten.·. Blanca. Como dichos escritos habían sido escaneados, de inmediato se los remitió a su correo electrónico, por lo que el hermano volvió a llamarlo y tuvo que reconocer que la conclusión a la que habían llegado los hermanos de la Gran Logia del Perú era falsa. La cuestión es que hasta la fecha algunos hermanos siguen sosteniendo ello.


El Decreto Supremo N° 064-2011-PCM, publicado el martes 26 de julio de 2011 en el Diario Oficial «El Peruano», se fundamenta en los siguientes considerandos, los que resultan casi una transcripción del informe histórico que presentáramos junto a nuestra solicitud:


«Que, la masonería constituye una de las más grandes y antiguas sociedades fraternales en el mundo;


Que, la historia de la masonería peruana está llena de notables episodios de lucha, sacrificio y entrega de aquellos que juraron defender los principios y valores universales de la libertad, igualdad y fraternidad, los cuales han iluminado el camino de muchos hombres y mujeres que a lo largo de la historia del Perú, han preferido entregar sus vidas con el fin de construir una sociedad más fraterna y solidaria;


Que, masones peruanos tales como Pablo de Olavide, reconocido como el ilustrado más grande de su época, junto con José de Baquijano y Carrillo, pertenecieron a la Logia Gran Reunión Americana, con sede en Londres, que es considerada la Logia Madre de todas las Logias Lautarinas, y de donde surgiera la gesta libertaria que culminó con nuestra independencia del reino de España, siendo una muestra de la influencia que la masonería peruana tuvo en la gesta libertaria americana;


Que, en la etapa republicana los Masones han estado fuertemente involucrados en el desarrollo del país, preocupados por la educación de la juventud, prueba de ello es el Colegio “Concordia Universal” que fuera fundado en el Callao.


Que, nuestro país ha tenido veinte gobernantes peruanos que han sido masones, entre los que debemos destacar a Felipe Santiago Salaverry del Solar (el Presidente más joven en el Perú), José Rufino Echenique Benavente (en cuyo gobierno se promulgó el primer Código Civil peruano), Antonio arenas Merino (Gran Maestro de Masones), Andrés Avelino Cáceres Dorregaray (el héroe de la Breña, durante la resistencia contra el invasor chileno), entre otros.


Que, a lo largo de nuestra historia, la participación de los masones también ha sido destacada tanto en el ámbito político, así como en las artes y en las letras;


Que, en tal sentido, resulta conveniente resaltar tal contribución a nuestro país declarando el día 27 de julio de cada año como el “Día de la Masonería en el Perú”».




  1. Palabras finales.


Algunos pueden sostener que resulta innecesario, luego de leerse los considerandos del Decreto Supremo que crea el Día de la Masonería en el Perú, que señale las razones por las cuales era importante reconocer la presencia de los miembros de nuestra Aug.·. Ord.·. en la historia de nuestra patria, pero, en estos tiempos, en donde la informalidad y la falta de armonía cunden por todos lados, provocando la falta de seguridad, la negligencia en la entrega de las personas en sus labores y, por supuesto, la falta de solidaridad con los demás, aún dentro de las paredes de nuestros templos; tiempos en los que la palabra Fraternidad, Igualdad y Libertad solo parecen fantasmas de un pasado glorioso; considero que reconocer el valor de los actos que los masones realizaron en bien de nuestro país, sin que ello signifique vivir en ese pasado, olvidando el presente, es un adecuado ejemplo que si la voluntad y la inteligencia de todos se centra en el beneficio común y no en el beneficio personal, nuestra comunidad tendría mucho más que esperanzas, pues tendría la seguridad de alcanzar la paz común en cada una de nuestras vidas, pero siempre juntos, como una enorme cadena fraternal. La realidad existencial de un masón solo se comprende cuando su vida brinda luz a los demás y no solo se esconde entre las cuatro paredes de nuestros Templos.


Ese era el objetivo que tuvimos al presentar los documentos al ex Presidente de la República: reconocer a toda la masonería peruana, sin ninguna distinción de estandartes ni de banderas, ni nombres de logias ni de potencias masónicas a las que se pertenezca, pues todos somos eslabones de una misma fraternidad universal.


godp


Sello original del Gran Oriente del Perú


Instalado en el año 1860


Reinstalado en el año 2013


 


 

COMICs