¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

DIALOGO CONMIGO MISMO: MEDITACIONES EN LA OSCURIDAD

oscuridad

Como la semilla, que empieza su vida en la oscuridad de la tierra, o como el niño, que empieza su vida en la oscuridad del útero, todos los comienzos son en la oscuridad, porque la oscuridad es una de las cosas más esenciales para que empiece algo…

El principio es misterioso, por eso se necesita la oscuridad, y el principio es muy delicado, por eso también se necesita la oscuridad…El principio también es muy íntimo, por eso también se necesita la oscuridad…La oscuridad tiene profundidad y un tremendo poder para nutrir…El día te agota, la noche te
rejuvenece…

Va a llegar la mañana, va a seguir el día, pero si le tenés miedo a la oscuridad, el día no va a llegar nunca…Si uno quiere pasar por alto la oscuridad, el día va a ser imposible…uno tiene que atravesar la noche oscura del alma para llegar al amanecer…Primero viene la muerte, después, la vida…

En la secuencia común de las cosas, primero está el nacimiento y después la vida, pero en el mundo interior, en el viaje interno, es justamente lo contrario: primero viene la muerte, después llega la vida…

OSCURIDAD INTERIOR

Shiva dijo:
“En la lluvia, en medio de una noche negra, sumergite en esa negrura como si fuese la forma de todas las formas…”

¿Cómo podés sumergirte en la negrura?

Hay 3 pasos:

Primer paso:

Mirá la negrura…es difícil; mirar una llama o cualquier fuente de luz es fácil, porque está ahí como un objeto indicado; podés dirigir tu atención a eso, en cambio la oscuridad no es un objeto; está por todas partes a tu alrededor…no la podés ver como un objeto…Mirá al vacío, está a tu alrededor…solamente miralo…ponéte cómodo y miralo…va a llegar un momento en que va a entrar en tus ojos, y vos vas a entrar en el vacío de la oscuridad…

Mientras practiques esta técnica en la oscuridad de la noche , mantenete con los ojos abiertos, no los cierres, porque si los cerrás vas a tener una oscuridad diferente, vas a ver tu propia oscuridad, que es mental y no real.En realidad, la oscuridad de tu mente es negativa, no es una oscuridad positiva…Por ejemplo, acá hay luz; si cerrás los ojos vas a ver oscuridad, pero esta oscuridad es solamente el negativo de la luz, igual que si miraras por la ventana y cerrases los ojos, verías una imagen negativa de la ventana…

Toda nuestra experiencia es de luz, por eso cuando cerramos los ojos, tenemos una experiencia negativa de la luz, a la que llamamos oscuridad; pero esto no es real, por lo tanto, no va a funcionar…

Abrí los ojos, mantenete con los ojos abiertos en la oscuridad y vas a ver una oscuridad diferente -la oscuridad positiva que ya está ahí…mirala intensamente…seguí mirándola intensamente… Van a empezar a caerte las lágrimas, van a irritarse tus ojos, van a dolerte, vos no te preocupes, seguí mirando…y cuando la oscuridad, la verdadera oscuridad penetre en tus ojos va a darte una profunda sensación de alivio…Cuando la verdadera oscuridad entre en vos, vas a sentirte colmado.

Y esta oscuridad va a vaciarte de toda tu oscuridad negativa…este es un fenómeno muy profundo…La oscuridad que llevás adentro es algo negativo, está en contra de la luz, no es la ausencia de luz, es lo contrario a la luz…no es la oscuridad de la que habla Shiva “como la forma de todas las formas…”, que es la verdadera oscuridad…

Le tenemos tanto miedo que inventamos muchísimas fuentes de luz, solamente como protección y vivimos en un mundo de luz artificial; entonces, cerramos los ojos y ese mundo de luz artificial se refleja adentro nuestro negativamente…Perdimos contacto con la verdadera oscuridad, la oscuridad de los Esenios, o la oscuridad de Shiva…no tenemos ningún contacto con ella, le tenemos tanto miedo que nos alejamos completamente de ella…le estamos dando la espalda…

Entonces, esto va a ser difícil, pero si podés hacerlo, es milagroso, es mágico…tu ser va a cambiar por completo…Cuando entra la oscuridad en vos, vos también entrás en ella; siempre es algo recíproco, es mutuo…no podés penetrar en ningún fenómeno cósmico sin que el fenómeno cósmico penetre en vos…no podés violarlo, no podés forzar tu entrada; si estás abierto, disponible, vulnerable, y si das lugar a que cualquier reino cósmico penetre en vos, únicamente así vas a poder entrar en él…siempre es mutuo, no podés forzarlo, solamente podés permitirlo...

Es difícil encontrar la verdadera oscuridad en las ciudades hoy en día; incluso es difícil encontrarla en nuestras casas…Con tanta luz artificial, volvimos todo artificial…hasta nuestra propia oscuridad no es pura, también está contaminada; por eso es bueno ir a algún lugar lejano, solamente para sentir la oscuridad…Andate a alguna aldea remota donde no haya electricidad, o a la cima de una montaña…quedate ahí una semana para experimentar la oscuridad pura…

Vas a volver como un hombre diferente, porque en esos 7 días de absoluta oscuridad, van a surgir todos tus miedos, todos tus miedos primitivos… Vas a tener que enfrentarte con monstruos, vas a tener que enfrentarte con tu propio inconsciente…va a ser como si estuvieses atravesando un túnel que recorre todo el pasado, van a surgir muchas cosas desde la profundidad de tu inconsciente y van a parecerte reales…

Podés asustarte, o tener miedo, porque van a parecerte muy reales… -y son solamente tus creaciones mentales…

Tenés que reconciliarte con tu inconsciente; y esta meditación en la oscuridad va a absorber completamente toda tu locura…Probá y vas a ver…Incluso la podés probar en casa…todas las noches, quedate una hora con la oscuridad…no hagas nada, solamente mirá la oscuridad intensamente y vas a tener la sensación que te disolvés y vas a sentir que está entrando algo en vos y que vos estás entrando en algo…Al vivir en la oscuridad una hora por día durante 3 meses, vas a perder todo sentimiento de individualidad, de separación; ya no vas a ser más una isla, vas a volverte el océano…vas a ser uno con la oscuridad; y la oscuridad es tan oceánica…no hay nada más vasto ni más eterno que la oscuridad…y no hay nada más cercano a vos que la oscuridad y no hay nada que te asuste más y que le tengas más miedo que la oscuridad…

Está a la vuelta de la esquina, siempre esperando…

Segundo paso:

Acostate y sentí como si estuvieses cerca de tu madre…la oscuridad es la madre, la madre de todo…

Pensá: cuando no había nada, ¿qué había?… no se te va a ocurrir otra cosa que no sea oscuridad. Si desaparece todo, ¿qué es lo que va a perdurar?…la oscuridad…

La oscuridad es la madre, el útero, entonces acostate y sentí que estás acostado en el útero de tu madre... y va a hacerse real, vas a sentir la calidez y, tarde o temprano, vas a sentir que la oscuridad -el útero-, te está envolviendo por todas partes; ya estás en ella…

Tercer paso:

En la acción -yendo a trabajar, hablando, comiendo, haciendo cualquier cosa, llevá un pedazo de oscuridad adentro tuyo…llevá la misma oscuridad que entró en vos…Igual que cuando hablamos del método de llevar una llama, ahora llevá la oscuridad…Antes te dije que si llevabas una llama y sentías que eras la luz, tu cuerpo iba a irradiar una extraña luz y que la gente sensible lo iba a percibir; bueno, ahora te digo que va a pasarte lo mismo con la oscuridad…

Si la llevás adentro tuyo, todo tu cuerpo se va a volver tan relajado, tan calmo, tan fresco, que hasta lo van a percibir los demás…e igual que cuando llevás la luz adentro tuyo, algunas personas se van a sentir atraídas hacia vos, cuando lleves la oscuridad adentro, algunas personas simplemente se van a escapar de vos…se van a asustar, van a tenerte miedo; no van a ser capaces de soportar a un ser tan silencioso…les va a
resultar insoportable…

Va a ayudarte muchísimo llevar la oscuridad adentro tuyo durante todo el día, porque cuando contemples y medites en la oscuridad de la noche, la oscuridad interior que estuviste llevando con vos todo el día va a ayudarte a encontrar más oscuridad…-la oscuridad interna va a salir al encuentro de la externa…

Y solamente con acordarte que estás llevando la oscuridad, que estás lleno de oscuridad, que cada poro de tu cuerpo, cada célula de tu cuerpo está llena de oscuridad-, vas a sentirte muy relajado…Hacé la prueba; vas a sentirte tan relajado…Todo va a hacerse más lento en vos; no vas a poder correr, solamente vas a poder caminar, e incluso ese caminar va a ser más lento también…vas a caminar muy lento, como camina una mujer embarazada…lentamente, con mucho cuidado…porque estás llevando algo…

Y justamente lo opuesto va a pasarte cuando lleves la llama: tu andar se va a volver más ágil…es más, vas a preferir correr; va a haber más movimiento, vas a volverte más activo…Llevando oscuridad vas a relajarte… -todos van a pensar que sos medio vago…

En mi época de universitario, hice este experimento durante unos dos años…me volví tan vago que hasta me costaba levantarme de la cama a la mañana... Mis profesores se preocupaban mucho y pensaban que me pasaba algo malo -que estaba enfermo o que me había vuelto absolutamente indiferente…Un profesor que me quería mucho, jefe de cátedra, se preocupó tanto que los días de examen, me venía a buscar bien temprano a la pensión, nada más que para acompañarme hasta la mesa de examen, para asegurarse que llegaba a tiempo…Todos los días, se quedaba para ver que yo entraba a clase, y recién ahí se iba tranquilo a su casa…

Entonces, hacé la prueba; porque llevar la oscuridad en tu útero, transformarte en la oscuridad misma, es una de las experiencias más bellas de la vida…

Caminando, comiendo, sentado, haciendo cualquier cosa…

acordate: te inunda la oscuridad, estás repleto de oscuridad…y vas a ver como cambian las cosas…ya no vas a agitarte, ya no vas a ser tan activo, ya no vas a estar tan tenso. Tu dormir se va a volver tan profundo que ni siquiera vas a soñar y durante el día vas a moverte como si estuvieses borracho…

SACA AFUERA TU OSCURIDAD INTERIOR

Shiva dijo:
“Cuando no haya noches sin luna y lluviosas, cerrá los ojos y encontrá lo negro enfrente tuyo…con los ojos abiertos, ve negro, para que los errores desaparezcan para siempre…”

Esto es un poco más difícil; en la meditación anterior, vos metés para adentro la oscuridad real; en cambio en esta, sacás la falsa para afuera…seguís sacándola…

Cerrá los ojos, sentí la oscuridad; abrí los ojos, y con los ojos abiertos, ve la oscuridad afuera…De esta manera expulsás la falsa oscuridad interior… seguí sacándola; va a llevarte por lo menos de 3 a 6 semanas y va a llegar un día en que de pronto vas a poder sacar afuera toda tu oscuridad interior, y ese día vas a encontrar la verdadera oscuridad interior… Porque solamente podés llevar lo verdadero, lo falso es imposible
llevarlo…

Y es una experiencia muy mágica sacar toda tu oscuridad interior, lo cual podés hacer incluso en una habitación con luz…vas a ver un parche de oscuridad que se extiende delante tuyo…Esta experiencia es muy rara, porque en la habitación hay luz…Pero también podés experimentarlo con la luz del sol; si llegaste a la oscuridad interior, la podés sacar afuera; y vas a ver un parche de oscuridad que pasa adelante de tus ojos…y
podés seguirlo extendiendo...

Una vez que ya sabés que puede pasarte esto, podés ver toda la oscuridad que quieras, tanto como en la noche más oscura, en un día de sol radiante…El sol está ahí, pero vos podés extender la oscuridad…la oscuridad siempre está presente, incluso mientras está el sol…no la podés ver porque la cubre la luz del sol… una vez que sabés cómo ponerla al descubierto, lo vas a poder hacer…

El método es este: primero, sentilo adentro…sentilo muy profundo para que lo puedas percibir externamente; después, abrí los ojos de repente y sentilo salir…

Va a llevarte un tiempo…pero si podés sacar afuera tu oscuridad interna, los errores van a desaparecer para siempre, porque si podés sentir la oscuridad interna te volvés tan sereno, tan silencioso, tan imperturbable, que no puede haber errores en vos...

Acordate de esto: solamente puede haber errores si estás predispuesto a perturbarte, si tenés la tendencia a emocionarte…los errores no existen por sí mismos, existen solamente en tu capacidad de molestarte…Por ejemplo, si alguien te insulta y vos no tenés oscuridad interior para que absorba el insulto, te inflamás, te enfurecés, te volvés una fiera y entonces, todo es posible…Podés ser violento, podés matar, podés hacer todo lo que un loco puede hacer…ahora que estás loco, cualquier cosa es posible…Ahora alguien te alaba: otra vez te volvés loco, pero en el otro extremo…

Hay estímulos a todo tu alrededor, y no sos capaz de absorberlos…Insultá a un Buddha; él lo puede absorber, lo puede tragar, digerir…¿quién absorbe ese insulto?

Un reservorio interno de oscuridad, de silencio…Si tirás cualquier cosa envenenada, la absorbés, no se desprende ninguna reacción…Probá: cuando alguien te insulte acordate solamente que estás lleno de oscuridad, y en seguida vas a sentir que no hay reacción…O vas caminando por la calle, ves una mujer hermosa -o un hombre- e instantáneamente te apasionás…bueno, sentí que estás lleno de oscuridad y de pronto, la pasión va a desaparecer…Hacé la prueba…Esto es absolutamente experimental, no necesitás creer…

Cuando sientas que estás lleno de pasión o deseo o sexo, solamente acordate de la oscuridad interior…

Cerrá los ojos por un instante y sentila…fijate: la pasión ya desapareció, el deseo no está más ahí…la oscuridad interior lo absorbió; te volviste un vacío infinito en el que puede caer cualquier cosa y ya no va a volver…ahora sos como un abismo…

COMICs