¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

LOS SIETE PRINCIPIOS HERMÉTICOS DE LA VERDAD



Toth-Hermes Trismegisto.


“Los labios de la sabiduría permanecen cerrados, excepto para él oído capaz de comprender”.


I. – El principio del Mentalismo:
“El todo es mente; el universo es mental.”
Todo lo que existe en el mundo fenomenal o cosmos, visible o invisible, es una creación mental de EL ABSOLUTO, es por ello que el universo es mental, sigue el mismo principio del Creador. En cuya mente vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser. Si bien es cierto que todo está en el UNO Y ÚNICO, es igual de cierto que el ÚNICO está en todo.


II. – El principio de Correspondencia:
“Como es arriba, es abajo; como es abajo, es arriba.”
Existen tres grandes planos de correspondencia: El plano físico, el plano mental y el plano espiritual. En el plano material, si conocemos el átomo, compuesto de un núcleo (protones y neutrones) y de una nube de electrones, sabremos la composición material del universo. Así también existe una correspondencia con los otros planos, ya sin lo material, gracias a la interconexión de todo, hacia el gran Centro; donde predomina lo perfecto, lo puro, lo “sutil” y el bien hacia los planos inferiores.


III.- El Principio de Vibración:
“Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra.”
Cada una de estas frecuencias vibratorias corresponde a un plano de existencia y/o un determinado nivel de conciencia. “Absolutamente todo está en movimiento y por ende en transformación, sea para disminuir, sea para aumentar, y lo que se mueve está vivo, porque nada obliga a que todo ser vivo sea siempre el mismo”. La materia a determinada vibración se deja de percibir por los sentidos, pasando por la electricidad, magnetismo y después se desintegra en átomos y electrones, para quedar en una substancia etérea. Igual es la vibración del alma, mente y del espíritu que llega a ser de una infinita magnitud.


IV. – El Principio de Polaridad
Todo es doble, todo tiene dos polos; todo, su par de opuestos: los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son medias verdades, todas las paradojas pueden reconciliarse.
“Todo tiene que consistir a partir de la oposición y la contrariedad, y es imposible que sea de otra manera”. Todo tiene su positivo y negativo: masculino y femenino, norte y sur, frio y calor, luz y sombra, bien y mal, amor y odio, etc.
Recuerda siempre los dos polos de la verdad: El Absoluto y lo relativo.


V. – El Principio del Ritmo:
“Todo fluye y refluye; todo tiene sus períodos de avance y retroceso, todo asciende y desciende; todo se mueve como un péndulo; la medida de su movimiento hacia la derecha, es la misma que la de su movimiento hacia la izquierda; el ritmo es la compensación.”
Hay siempre una acción y una reacción, un avance y un retroceso, una ascensión y un descenso. Esta ley rige para todo; soles, mundos, animales, materia, mente y energía. Los Universos se crean, alcanzan el punto más bajo de materialidad y entonces comienza la oscilación de vuelta.; “escenario de Universos innumerables, manifestándose y desapareciendo incesantemente”. Hay una emanación y luego una absorción Este es el gran ritmo. Venimos de Dios y a Dios retornaremos.


VI. – El Principio de Causa y Efecto
“Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo a la ley; la suerte o azar no es más que el nombre que se le da a la ley no reconocida; hay muchos planos de causalidad, pero nada escapa a la Ley.”
La causa primera manifiesta un creador. “Todo orden implica un principio determinante respecto del número y del lugar. No se conservaría lugar o número o medida ninguna si no existiera un creador”.
Todos nuestros pensamientos y actos producen un efecto directo o indirecto, cada evento acarrea un movimiento consecuencial. Un efecto se convierte en causa, una causa en efecto de otro anterior o en efecto de una causa no atendida. No existe la casualidad sino la causalidad, lo que siembras cosechas.


VII. – El Principio de Generación.
“La generación existe por doquier; todo tiene su principio masculino y femenino; la generación se manifiesta en todos los planos. En el plano físico es la sexualidad.”
La generación se da en todo, desde el átomo que contiene el principio masculino o femenino, positivo o negativo, así los electrones que contienen el polo o influencia negativa, madre, se ponen a vibrar intensamente bajo la influencia del núcleo que contiene la carga positiva. El principio femenino que es el polo negativo, es el único que ejecuta siempre el trabajo activo creador en todos los planos.








LOS SIETE PRINCIPIOS HERMÉTICOS DE LA VERDAD<br/>Toth-Hermes Trismegisto.<br/><br/>“Los labios de la sabiduría permanecen cerrados, excepto para él oído capaz de comprender”.<br/><br/>I. – El principio del Mentalismo:<br/>“El todo es mente; el universo es mental.”<br/>Todo lo que existe en el mundo fenomenal o cosmos, visible o invisible, es una creación mental de EL ABSOLUTO, es por ello que el universo es mental, sigue el mismo principio del Creador. En cuya mente vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser. Si bien es cierto que todo está en el UNO Y ÚNICO, es igual de cierto que el ÚNICO está en todo.<br/><br/>II. – El principio de Correspondencia:<br/>“Como es arriba, es abajo; como es abajo, es arriba.”<br/>Existen tres grandes planos de correspondencia: El plano físico, el plano mental y el plano espiritual. En el plano material, si conocemos el átomo, compuesto de un núcleo (protones y neutrones) y de una nube de electrones, sabremos la composición material del universo. Así también existe una correspondencia con los otros planos, ya sin lo material, gracias a la interconexión de todo, hacia el gran Centro; donde predomina lo perfecto, lo puro, lo “sutil” y el bien hacia los planos inferiores.<br/><br/>III.- El Principio de Vibración:<br/>“Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra.”<br/>Cada una de estas frecuencias vibratorias corresponde a un plano de existencia y/o un determinado nivel de conciencia. “Absolutamente todo está en movimiento y por ende en transformación, sea para disminuir, sea para aumentar, y lo que se mueve está vivo, porque nada obliga a que todo ser vivo sea siempre el mismo”. La materia a determinada vibración se deja de percibir por los sentidos, pasando por la electricidad, magnetismo y después se desintegra en átomos y electrones, para quedar en una substancia etérea. Igual es la vibración del alma, mente y del espíritu que llega a ser de una infinita magnitud.<br/><br/>IV. – El Principio de Polaridad<br/>Todo es doble, todo tiene dos polos; todo, su par de opuestos: los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son medias verdades, todas las paradojas pueden reconciliarse.<br/>“Todo tiene que consistir a partir de la oposición y la contrariedad, y es imposible que sea de otra manera”. Todo tiene su positivo y negativo: masculino y femenino, norte y sur, frio y calor, luz y sombra, bien y mal, amor y odio, etc.<br/>Recuerda siempre los dos polos de la verdad: El Absoluto y lo relativo.<br/><br/>V. – El Principio del Ritmo:<br/>“Todo fluye y refluye; todo tiene sus períodos de avance y retroceso, todo asciende y desciende; todo se mueve como un péndulo; la medida de su movimiento hacia la derecha, es la misma que la de su movimiento hacia la izquierda; el ritmo es la compensación.”<br/>Hay siempre una acción y una reacción, un avance y un retroceso, una ascensión y un descenso. Esta ley rige para todo; soles, mundos, animales, materia, mente y energía. Los Universos se crean, alcanzan el punto más bajo de materialidad y entonces comienza la oscilación de vuelta.; “escenario de Universos innumerables, manifestándose y desapareciendo incesantemente”. Hay una emanación y luego una absorción Este es el gran ritmo. Venimos de Dios y a Dios retornaremos.<br/><br/>VI. – El Principio de Causa y Efecto<br/>“Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo a la ley; la suerte o azar no es más que el nombre que se le da a la ley no reconocida; hay muchos planos de causalidad, pero nada escapa a la Ley.”<br/>La causa primera manifiesta un creador. “Todo orden implica un principio determinante respecto del número y del lugar. No se conservaría lugar o número o medida ninguna si no existiera un creador”.<br/>Todos nuestros pensamientos y actos producen un efecto directo o indirecto, cada evento acarrea un movimiento consecuencial. Un efecto se convierte en causa, una causa en efecto de otro anterior o en efecto de una causa no atendida. No existe la casualidad sino la causalidad, lo que siembras cosechas.<br/><br/>VII. – El Principio de Generación.<br/>“La generación existe por doquier; todo tiene su principio masculino y femenino; la generación se manifiesta en todos los planos. En el plano físico es la sexualidad.”<br/>La generación se da en todo, desde el átomo que contiene el principio masculino o femenino, positivo o negativo, así los electrones que contienen el polo o influencia negativa, madre, se ponen a vibrar intensamente bajo la influencia del núcleo que contiene la carga positiva. El principio femenino que es el polo negativo, es el único que ejecuta siempre el trabajo activo creador en todos los planos.











COLABORACIÓN: M:.R::H:. MÁXIMO CALDERON

GRAN LOGIA SIMBÓLICA ARGENTINA










COMICs