¡Nos mudamos!
Visitenos en nuestra nueva dirección web
www.fenixnews.com

La reencarnación: la creencia en el siglo XX










En la era contemporanea, fue la obra de Madame Blavatsky, cofundadora de la Sociedad Teosófica, que trajo una nueva popularidad en el tema de la reencarnación, sobre todo en Occidente.


Educador francés Allan Kardec, seudónimo del pedagogo francés Hippolyte Léon Denizard Rivail, quien es conocido hoy como el sistematizador del Espiritismo, también incursionó en la regresión a vidas pasadas en El Libro de los Espíritusy elCielo y el Infierno.



Terapia de regresión a vidas pasadas se han desarrollado desde la década de 1950 por los psicólogos, los psiquiatras y los médium. La creencia ha ganado credibilidad porque algunos de los defensores poseen credenciales legítimas, a pesar que algunas de estas personas no tengas títulos en áreas relacionadas con la religión, la psicoterapia o dominios que se ocupe de las vidas pasadas y la salud mental.


El interés por el fenómeno en los Estados Unidos por el caso de la ama de casa Virginia Tigre, quien recordó que en su pasado era Bridey Murphy. Virginia fue la esposa de un empresario de Virginia que vivió en Pueblo, Colorado.


La historia de este caso se remonta a la hipnosis que se le practico a ella en 1952, en el cual su terapeuta Morey Bernstein, le dijo que hace más de 100 años ella era una mujer irlandesa llamada Bridget Murphy. Durante sus períodos de sesiones juntos, Bernstein se maravilló de conversaciones detalladas con Bridey, que hablaba con un acento irlandés del cual habló extensamente de su vida en Irlanda fechada en el siglo XIX. Cuando Bernstein publicó su libro sobre el caso, “La búsqueda de Bridey Murphy” en 1956, se hizo conocida a nivel mundial y despertó de manera general el tema de la reencarnación.


Durante sus sesiones, Virginia reveló un número de detalles sobre la vida Bridey, la cual incluye la fecha de nacida (1798), los aspectos de su vida, sus familiares y de su infancia.  Menciono que su familia era protestante en la ciudad de Cork, hablo de su matrimonio con Sean Brian Joseph McCarthy y de la fecha de su deceso en 1858, a la edad de sesenta años. En la sesión Bridey, hablo con lujo de detalles de nombres, fechas, lugares, eventos, tiendas y canciones. En cuanto a los detalles proporcionados relativo a su identidad, fueron difíciles de contrastar debido a los  pobres registros de la época.


La prensa, en su momento, enviaron a periodistas a investigar, por lo que viajaron a Irlanda. ¿Realmente hubo una pelirroja llamada Bridey Murphy en Irlanda durante el siglo XIX? Hubo un gran misterio a todo esto, hasta que el periódico “Chicago American” pudo saber que en Chicago en el siglo XX, Bridey Murphey Corkell vivía en una casa que se encontraba cerca donde vivía Virginia Tighe y en la que ella había crecido. El cuestionamiento aquí fue que Virginia al recordar sus recuerdos de una vida pasada, estos al parecer fue, en realidad, recuerdos vividos de infancia.


En aquel tiempo se calificó como una fantasías exhibida. Al principio hubo mucha gente que se impresionó bastante con el detalle de los recuerdos hipnóticos de Tighe, pero las descripciones no necesariamente eran una fuerte evidencia que nos indicara de las vidas pasadas, una reencarnación,  canalización o algo parecido. Esta sólo pudo ser una evidencia de una intensa imaginación, algún recuerdo confuso, fraude, o de todo un poco.


Lo interesante e intrigante de este tema es que hay muchos casos similares que sorprenden al mundo por sus detalles tan precisos y es sin duda un tema de polémica e investigación a la vez.


COMICs