Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

FENIXnews | Jueves, Marzo 23, 2017

Scroll to top

Top

Comments

Buscando a Dios


Escrito por Mario Lopez 

Desde que el  hombre es hombre se ha preocupado de lo que sucede más allá de la Tierra. A lo largo de la historia han surgido gran cantidad de filosofías y misterios que dieron lugar, en algunos casos, a las diferentes religiones que hoy en día conocemos.
Podemos afirmar, de cierta manera, que la humanidad se puede dividir en dos grandes grupos: los que buscan a su Dios y los que afirman que Dios no existe. Esta entrada va para aquellos que, al igual que yo, creen en un Dios y lo buscan cada día. Sin embargo, también animo a los que no creen a leer la entrada. No les hará nada mal y quien sabe, hasta puede que encuentren argumentos para su postura.
Muchos de nosotros sabemos lo que quiere decir “Estar en el séptimo cielo”; pero ¿sabemos de donde viene esta frase?. Bien vamos a explicarlo de manera sencilla.
En la antigüedad se pensaba que la Tierra era el Centro del Universo y que el cielo se dividía en siete partes concéntricas. El primer cielo era el más cercano a nosotros y el Séptimo cielo era el más alejado. En este séptimo cielo moraba Dios, es decir, estaba lo que podemos denominar el Paraíso. Por dicho motivo, estar en el Séptimo cielo era lo mismo que decir que alguien se encontraba en el Paraíso.
Entre el primer y el séptimo cielo existían toda una gama de cielos intermedios donde residían aquellos que no podían acceder al Séptimo así como los planetas, estrellas y un largo etc. No es cuestión ahora y aquí de describir pormenorizadamente todos y cada uno de estes cielos.
Con el paso del tiempo estes siete cielos fueron reducidos a cinco por otras filosofías y luego a tres por la religión católica. Si, aunque no lo crean, existen tres cielos según ellos, bueno, según San Pablo en el tercer cielo vive Dios y se encuentra el paraíso.
“Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años… fue arrebatado hasta el tercer cielo “,
Esto dice Pablo y, un poco después aclara:
“fue arrebatado al paraíso donde oyó palabras inefables que no le es dado al hombre expresar”
Hasta aquí todo bien, en cierto modo la gente sabía donde estaba Dios, ya fuera en el tercer cielo o en el séptimo cielo. Dios estaba en el lugar más alejado de la Tierra.
Pero la ciencia avanza y ahora sabemos que la Tierra no es Centro del  universo, por no ser, no es ni el Centro de su galaxia. así pues se nos ha roto todo. Ya no sabemos donde está Díos, puede estar en cualquier parte del Universo, lo cual para muchos es todo un problema y para otros es una prueba de que no existe un Dios.
Para los que creemos la pregunta podría ser ¿Donde está dios?
Para mi, la respuesta es muy simple: Me da igual donde esté, lo que me importa es sentir que existe y hacer lo que debo hacer en cada momento. A su debido tiempo, cuando deje este mundo me reuniré con El y sabré donde se encuentra, antes de eso poco importa saber la dirección.
De todos modos,  dejo a vuestro intelecto el decidir si es necesario o no saber donde reside Dios para creer en él.
Y, como siempre les digo: Investiguen y aprendan, no den nada por definitivo, es la única manera de alcanzar la Luz.


Publicado por Blogger para DIALOGO ENTRE MASONES el 5/15/2012