Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

FENIXnews | July 29, 2014

Scroll to top

Top

comentarios
2008-03-13

Los Brindis en la Masonería

Por el R:. H:. José Guzmán Estrada
Miembro de la G:.L:.P:.

Sabemos muy bien que una de las acepciones en el idioma castellano, de “brindar” es manifestar un deseo, levantando la copa al ir a beber; y que “brindis” es lo que se dice al brindar.

Dentro de nuestra Masonería Universal, tenemos la vieja costumbre de realizar nuestros “particulares o singulares brindis” en el desarrollo de los ágapes o banquetes masónicos.

Según nos menciona el Ex Gran Maestro de la Gran Logia Soberana de LL:. y AA:. MM:. de Puerto Rico, el M:. R:. H:. José González Ginorio en su obra “Las Fuentes del Derecho Masónico”, Ediciones de “El Monitor Masónico” México D. F., 1954, específicamente en la página 146: En 1719 DESAGULIERS (1) revivió (ordenó la restauración al decidirla) la vieja, regular y peculiar costumbre de Brindar por la Salud de los Franc-Masones. De ahí en adelante esa práctica ha sido observada, sin que su iniciación fuera un acto de la Asamblea.

En el Rito Masónico que práctica desde 1813 la Gran Logia Unida de Inglaterra, llamado “Emulación” (similar al York), otorga sus “primeros brindis” al Presidente de la República, a los Soberanos o Reyes, y a los Jefes de Estado, como también al Gran Maestre. Luego vienen enseguida los “brindis tradicionales” a la Gran Logia, al Gran Maestre Provincial, al iniciado del día, a las logias hermanas y a los visitantes, y el taller anfitrión realiza además un brindis “a todos los masones pobres que se hayan en el infortunio, el desamparo y la miseria”. Y cuando son las 22:00 horas se efectúa el brindis que se otorga por los “hermanos ausentes”.

Muchas Grandes Logias Regulares han tomado la usanza, forma y orden de estos brindis de la Masonería francesa, donde se realizan “siete brindis” en el siguiente esquema: Los dos primeros son otorgados al Presidente de la Republica y al Gran Maestre Nacional y Provincial, el tercero al Venerable Maestro que dirige los trabajos de la Logia, el cuarto por los Vigilantes, el quinto por los Visitadores y/o Visitantes, el sexto es por los Oficiales y Miembros de la Logia, y finalmente el sétimo y último es dado “a todos los masones esparcidos sobre la faz de la Tierra”.

Todos estos “brindis” son efectuados con una expresión o gestualidad particular por la manera de tomar la copa o el vaso, la forma de beber, y el de descansar o hacer pausas.

Luego en varios Grandes Orientes, en las fiestas de san Juan de invierno y de san Juan de verano (solsticios) , se desarrollan los brindis con una gestualidad más compleja.

De la Masonería Francesa, largamente difundida o propagada por sus Logias Militares (del ejército principalmente) , de sus numerosas denominaciones utilizadas por aquellas, las que luego han sido tomadas, para mencionarlas dentro de los brindis del vocabulario militar francés, se tiene el siguiente aporte, que ha sido tomado por el R:. E:. A:. y A:. : Al vino como la pólvora fuerte (le vin est la poudre forte), las botellas son las barricas o barriles (les bouteilles les barriques), el agua es la pólvora débil (l’eau la poudre faible), las servilletas son las banderas (les serviettes les drapeaux)… y los licores la pólvora fulminante (et les liqueurs la poudre fulminante).

Bibliografía y Fuentes Consultadas Principales:
. GONZÁLES GINORIO, JOSÉ. “Las Fuentes del Derecho Masónico”, Ediciones de “El Monitor Masónico” México D. F., 1954.
. SAUNIER, ERIC. « Encyclopédie de la Franc-Maçonnerie », Éditoriale de Roselyne de Ayala. Librairie Générale Française. Paris – France. 2000.
(1) DESAGULIERS, JEAN THEOPHILUS. Ciudadano de origen francés, que fue Gran Maestre en 1719 de la Gran Logia de Londres (antecesora de la Gran Logia Unida de Inglaterra